Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald – o más bien, los crímenes creativos de J.K. Rowling

Escrito el 18 noviembre, 2018 @alessandra_kr

Disponible en:

Director: David Yates

Elenco: Eddie Redmayne, Katherine Waterson, Johnny Depp, Ezra Miller, Zoë Kravitz, Jude Law, Dan Fogler, Alison Sudol, Callum Turner, Claudia Kim, Carmen Ejogo, Kevin Guthrie, William Nadylam.

País: Reino Unido, Estados Unidos

Duración: 134 min.

Palomómetro

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt4123430/

No hay palabras que puedan expresar el nivel de enojo e indignación que siento en estos momentos hacia J.K. Rowling. Y sí, este enojo va dirigido exclusivamente a ella, como creadora del mundo de Harry Potter (el cual fue parte integral de mi adolescencia y fortalecimiento de mi amor por la lectura), y como escritora de la última entrega de la saga paralela Animales fantásticos y donde encontrarlos. Al final del día, Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald es un gran caos aburrido que me dejó sin ganas de ver nunca más nada relacionada con este universo.

Un gran problema con la película es la trama complicada que maneja. Honestamente no estoy segura de que entendí todo lo que pasó, y esto se debe a dos cosas. Por un lado, la película tiene una edición terrible. La secuencia de las escenas no tiene sentido, pues los cambios en las historias provocan confusión y extrañamiento. Por el otro lado, la trama es compleja y sin sentido, pues se meten tantos argumentos para tantos personajes que terminan siendo demasiados, y algunos de ellos son innecesarios. El guion fuerza los lazos y relaciones entre todos los personajes, lo que causa, en el mejor de los casos, confusión, y en el peor, incredulidad y burla.

En un reto desafiante, intentaré explicar la trama de la manera más sencilla. La película empieza meses después de los eventos de la cinta anterior: Grindelwald (Johnny Depp) se encuentra en la prisión bajo la supervisión del Ministerio de Magia estadounidense. Sin embargo, en el proceso de deportación a Reino Unido, escapa para continuar con su reclutamiento de magos de sangre pura. Por esto, Albus Dumbledore (Jude Law) recluta a Newt Scamander (Eddie Redmayne) para que vaya de nuevo tras él antes de que pueda cautivar a Credence (Ezra Miller), un mago con magia bruta que se vuelve el objeto deseado por todos (o sea el MacGuffin de la película). A la vez, diversas telarañas argumentativas se tejen, incluyendo tres (¡!) intereses románticos para Scamander, mucho drama familiar con su hermano, y la historia romántica entre su amigo Jacob (Dan Fogler) y su novia Queenie (Alison Sudol).

Antes de pasar con los problemas fundamentales de la cinta, tengo que decir que está ABURRIDA. David Yates, el director de la cinta, se enfoca tanto en presentar aquellas acciones espectaculares del mundo mágico que les destina demasiado tiempo innecesario. Tanta exposición la vuelve aburrida y cansada. De igual forma, para aquellos preocupados por la minimización de la parte de “animales fantásticos”, no tienen de que preocuparse, pues la película hace muchas interrupciones en su ritmo e historia para que los animales entren en acción. Esto no funciona, pues estas introducciones se sienten forzadas, aleatorias y sin sentido para la trama, y muchas de estas escenas son hartantes e irritantes. Para que la siguiente película tenga una mejora, bien le vendría eliminar por completo la parte “animal”. De igual forma, hacen tantos guiños a lo presentado en cintas de Harry Potter que también estas escenas se sienten torpes e incómodas. No hay nada como dejar que el ambiente sirva a la historia, y no lo contrario.

A pesar de que tiene un súper elenco, casi nadie sale bien parado. No soy fan de lo que Eddie Redmayne ha hecho con su personaje. Además de que Newt Scamander necesita un cambio de peinado urgente, la incomodidad que maneja es intolerable, en vez de adorable. No comprendo cómo es que tres mujeres pueden estar interesadas en un personaje tan simple. El resto del elenco parece estar incómodo o dormido en sus escenas.

Katherine Waterson como Tina apenas se siente presente y su personaje no tiene nada que hacer. En vez de explotar su carrera como aurora, se enfocaron en su historia romántica con Newt, la cual por cierto ni se desarrolla bien. El personaje de Ezra Miller, a pesar de ser el objeto de deseo de todos y lo que hace que la trama “avance”, tiene una historia que se alarga y alarga para al final no tener solución. Lo que menos se diga de Johnny Depp, mejor. Aunque reconozco que su transformación física está interesante, soy de la idea de que todo hubiera estado mejor si Colin Farrell continuaba con el personaje en vez de Depp. En sí, los únicos que se salvan son Jude Law como Albus Dumbledore y Callum Turner como Theseus Scamander (hermano de Newt) quienes hacen milagros con lo poco que el guion les ofrece.

En sí, la película no sabe qué ser. Tiene demasiados personajes a los que no sabe en qué ocupar y demasiados cabos sueltos que amarrar. De esta forma, la única solución es crear una historia muy compleja en la que todos tienen una unión bizarra e irreal. Asimismo, quiere ser una película de acción, pero no presenta escenas atrapantes o amenazadoras. Las partes cómicas no son efectivas, pues provocaron pocas risas entre el público. Las parejas románticas no se desarrollan bien y crean conflicto de la nada para elevar las apuestas para la próxima cinta. Los lazos familiares quedan en un segundo plano. Por ejemplo, se entiende que hay conflicto entre Newt y Theseus, pero no se entiende por qué. De igual forma, la relación entre Tina y Queenie desaparece por completo, y eso que son hermanas.

Por último, Rowling introduce cambios extremos de personalidad en los personajes. Las decisiones tomadas por algunos personajes son inverosímiles y fuera de carácter, lo que hace que uno se indigne ante estos twists irreales y ridículos. En especial, destacan las barbaridades que se hacen con dos de los personajes femeninos principales: Queenie y Leta Lestrange (Zoë Kravitz). Es evidente que Rowling quiso fortalecer estos personajes y hacerlos “fuertes”, “oscuros” y “complicados”. Sin embargo, lo que termina haciendo es cambiar por completo a los personajes que conocíamos y hacer que tomen decisiones sin sentido para provocar a los personajes masculinos y avanzar en la trama. En especial, el cambio de personalidad en Queenie es garrafal y una ofensa al sentido común.

Lo único rescatable de la película es que presenta un discurso resonante para la situación actual. Existe una amenaza que exige el involucramiento de todos, por lo que ya nadie puede ser neutral y quedarse parado viendo los desastres actuales. Las palabras dichas por Grindelwald en algún momento de la cinta son alarmantemente reconocibles, y quitando la exageración y arrogancia del guion (el personaje se atreve a insinuar que puede evitar la Segunda Guerra Mundial [¿¿disculpa??]), vale la pena poner atención a lo que se dice y crear una alerta.

Me atrevería a decir que Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald es la peor película del mundo de Harry Potter. A pesar de que esta nueva saga cuenta con mayor libertad creativa, J.K. Rowling abusó de dicha libertad y arruinó, sin sentido alguno, toda la mitología que había creado. Es evidente que esta película únicamente sirve como puente para la inevitable tercera (¿y cuarta?) parte, lo cual es descarado de parte del equipo creativo, pues se aprovecharon de nuestro amor para mantener la máquina de las secuelas. Animales fantásticos: los crímenes de Grindelwald les garantiza aburrimiento, desesperación, y más que nada, dolor por la traición de J.K. Rowling.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.