Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

All of Us Strangers (LFF 2023): pasado y presente se encuentran de forma demoledora

Escrito el 9 octubre, 2023 @alessandra_kr

Sección: Galas.

Dirección: Andrew Haigh.

Guion: Andrew Haigh, Taichi Yamada.

País: Reino Unido.

Elenco: Andrew Scott, Paul Mescal, Jamie Bell, Claire Foy.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt21192142/

All of Us Strangers. Dir. Andrew Haigh. 2023.

La convivencia del presente con el pasado es una tarea difícil en el lenguaje cinematográfico. ¿Cómo presentar la diferencia entre ambas líneas del tiempo de manera efectiva y emotiva? ¿Cuál es el mejor instrumento para hacer comunión entre ambos escenarios creíblemente? Andrew Haigh, mejor conocido por sus dramas románticos Weekend y 45 years, se embarca en esta misión en donde el presente y el pasado se encuentran, de manera íntima y desoladora, para crear un escenario fantástico que ofrece un poco de consuelo para aquellas personas que se sienten solas o que alguna vez han amado en su vida (quiero pensar que todas, haciendo esta propuesta universal).

Adam (Andrew Scott) es un escritor –aunque él no se defina como tal– de cine y televisión. Su existencia es solitaria, inmediatamente marcada por el impotente edificio en el que vive en Londres, prácticamente vacío a excepción suya y de Harry (Paul Mescal), un vecino de mirada tierna y semblante triste que se le acerca una noche, con botella en mano, sin esconder sus pretensiones románticas. No obstante, Adam tiene algo más en su mente.

Sus esfuerzos por escribir su último proyecto sobre sus padres lo llevan de vuelta a su casa de la niñez, aquella que desapareció cuando aquellos murieron cuando él tenía 14 años. Sin embargo, algo extraño sucede: justo cuando visita su antiguo pueblo, su padre (Jamie Bell) lo encuentra en el parque y lo invita a casa. Allí, su madre (Claire Foy) lo recibe con brazos abiertos. Juntos pasan una tarde encantadora, actualizándose, pero siempre al tanto de que los padres están muertos y del fenómeno que les permite estar juntos ahora. Ellos están anclados en el tiempo, incluso ahora más jóvenes que el mismo Adam, conscientes de sus defectos como padres y eufóricos de conocer al Adam del presente.

Si de por sí la premisa de la película es naturalmente dolorosa – un hombre se reencuentra misteriosamente con sus papás muertos– la manera en que Haigh realiza la historia la hace incluso más emotiva. Desarrollada únicamente en un puñado de escenarios –el departamento de Adam, la casa de sus padres y transportes públicos–, lo esencial de la película recae en las conversaciones, los sentimientos, las lágrimas y las emociones, siempre en primer plano, sin bochorno alguno por mostrar pura emoción.

Adam comparte con sus padres a grandes rasgos lo que se perdieron en los últimos 30 años, en ocasiones enfrentando conversaciones complicadas, resentimientos enterrados y entendimientos de que, quizá con más tiempo, las cosas hubieran sido completamente distintas. En este punto, la película resulta una tierna y dura semblanza de la experiencia homosexual, una que es marcada por la otredad, el bullying y la sensación de soledad que ha definido de maneras particulares las experiencias de vida de Adam y Harry. Haigh pone en palabras la complejidad de la ruptura emocional y la carga que hacen de Adam una persona extremadamente solitaria y nostálgica, si bien funcional.

All of Us Strangers es un ejercicio de cierre y una apertura a la sanación. Es un intento noble de poner en palabras las conversaciones que nunca se dijeron con los seres amados, pero que quizá se practicaron una y otra vez en la mente, creando escenarios para sobrellevar la pérdida. De esta forma, en pantalla se presenta el desmoronamiento de un Adam endurecido por su historia, únicamente hecho más frágil y empático por los ojos expresivos de Andrew Scott, así como por su disposición a desnudar su alma ante la cámara.

Hay un ambiente triste y nostálgico en el aire que únicamente se incrementa con cada diálogo dicho, mirada intercambiada y sonrisa inspirada por la incredulidad de lo que sucede. Esto existe en ambas historias, aunque por distintas razones: mientras que en la relacionada con Adam y sus padres está la imposibilidad del reencuentro con la persona amada que murió años antes – ¿cómo se podría poner en palabras o gestos este milagro? –, en la historia de amor naciente entre Adam y Harry está la soledad de haber construido una vida rota, a punto de cambiar por completo a partir de la esperanza de un amor real.

Aunque Haigh no está interesado en explicar cómo funciona el encuentro entre el pasado y el presente, sí llena la atmósfera de misterio y psicodelia para nunca dejar claro cómo y por qué sucede. Más que preocuparse en el por qué, el cineasta se enfoca en el qué y en el cómo se siente. La música, a cargo de Emilie Levienaise-Farrouch, funciona como pauta para entender que algo extraño está a punto de suceder. La cámara con especial atención en los reflejos en espejos y vidrios indica que casi nada se puede tomar por sentado en la historia. Nuestro narrador no es confiable, pero eso no quita que lo que vemos en pantalla sea conmovedor y real.

Con All of Us Strangers, Andrew Haigh se atreve a que su emotividad y nostalgia se adueñen por completo de su historia. La película, comandada por un Andrew Scott vulnerable y encantador, conquista el tremendo desafío de mostrar cómo el pasado define a las personas y de cómo los traumas vividos crean capas complejas que amenazan con aislarnos por siempre. El filme es un ejercicio de reconocimiento de la sensibilidad y vulnerabilidad del otro, y de la necesidad de abrirse a la posibilidad del amor y la conexión para simplemente sobrevivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.