Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Ad Astra: hacia las estrellas – un Brad Pitt existencialista se deprime en un espectáculo visual

Escrito el 22 septiembre, 2019 @alessandra_kr

Disponible en:

Director: James Gray

Elenco: Brad Pitt, Tommy Lee Jones, Liv Tyler, Ruth Negga, Donald Sutherland.

País: Estados Unidos, Brasil, China

Palomómetro

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt2935510/

James Gray, uno de los directores americanos más admirados de la actualidad, es el último maestro en enfocar sus esfuerzos en el espacio, uniéndose a una larga, pero respetable lista de autores que deciden explorar lo que el universo tiene que ofrecer a su creatividad. Al igual que lo presentado en cintas como Gravity (2013), Interstellar (2014) o First Man (2018), lo más trascendental de este esfuerzo es lo que pasa en el interior del protagonista y no en la acción del entorno.

En esta ocasión, el protagonista atormentado es Brad Pitt, dando continuidad al excelente año que ha tenido como productor y actor, y ampliando su repertorio de películas existencialistas – The Tree of Life (2011) o The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford (2007) – y depresivas. Pitt da vida al astronauta Roy McBride, quien ha vivido toda su vida en la sombra de su padre, H. Clifford McBride (Tommy Lee Jones), el astronauta más respetado y condecorado de la historia.

Roy es un excelente astronauta que mantiene la compostura hasta en el peor de los momentos. De hecho, a lo largo de la cinta se presentan diversas situaciones que demuestran su temple de acero y su capacidad para resolver problemas. No obstante, esto se contrasta con la evidente compartimentalización de sus emociones. Desde el inicio, aprendemos que tiene muchos problemas emocionales que lo aíslan emocionalmente de las personas – especialmente su esposa (Liv Tyler en un papel ingrato y casi anónimo) – conectados con la relación inexistente con su padre, así como con los abusos emocionales que vivió con él, antes de que abandonara a su familia 26 años atrás para irse en una expedición a Neptuno en busca de vida extraterrestre.

El hecho de que una señal desde Neptuno lance la posibilidad de que su papá siga con vida, hace que Roy emprenda una expedición a través del sistema solar en búsqueda de respuestas a los problemas de la humanidad y a los propios. Así que más que una película de ciencia ficción que nos proporcione acción y adrenalina, Ad Astra es más bien un retrato íntimo de un hombre en crisis y de su camino emocional para salir adelante. Simplemente se desarrolla en el contexto de un universo mágico y hermoso.

Un monólogo interno constante por parte de Roy nos permite comprender el estado mental por el que pasa. A pesar de que continuamente tiene pruebas psicológicas que lo categorizan como apto para seguir con sus misiones, sus reflexiones internas nos permiten comprender la cuerda floja emocional en la que se encuentra.

Sus auto-reclamos nos permiten comprender la masculinidad tóxica en la que se ha desarrollado toda su vida. Desde mantener sus barreras emocionales arriba, lastimar a todas las personas a su alrededor, o nunca demostrar debilidad, este hombre ha vivido bajo los estándares sociales establecidos tanto por su padre estricto y no disponible, como por sus mecanismos de sobrevivencia. No pasa mucho tiempo para comprender que Roy es completamente miserable. Esta misión, que lo lleva a la Luna, Marte y a Neptuno, es su proceso necesario de sanación y autodescubrimiento.

La historia se desarrolla en un futuro cercano en el que la exploración espacial ha llegado a nuevas fronteras y en dónde el turismo espacial es cosa de todos los días. El colonialismo y la batalla por los recursos de otros planetas y satélites es lo dominante, lo que ocasiona que, por ejemplo, existan piratas en la Luna o experimentos en naves espaciales con changos violentos. La decadencia presentada en esta historia demuestra la peor cara de la humanidad y bien que justifica una depresión por el futuro que James Gray nos presenta, el cual puede funcionar como advertencia en este momento crítico de carencia de recursos naturales y de emoción por el descubrimiento de nuevas fronteras.

Además de la abrumadora introspección que presenta, la película es magistralmente espectacular en los efectos visuales y la cinematografía, auxiliada por una banda sonora resonante y presente para llenar los muchos momentos silenciosos. Ya sea las tomas iniciales de la atmósfera terrestre – primera vez que veo este tipo de imágenes en alguna película –, la superficie de la Luna o los anillos de Neptuno, la película cuenta con imágenes imponentes que quitan el aliento, abruman con la belleza de este Universo y hacen apreciar la insignificancia de nuestra existencia.

Al respecto, tampoco se pierde el mensaje de esperanza que Gray pone en nosotros, los seres humanos, ante una inquietante incertidumbre sobre nuestro rol en el universo. Esta película bien se puede ver de la mano de Interstellar.

El final, sutil y anticlimático, confirma el objetivo de la historia y la magnitud del camino emocional por el que pasa Roy. Mitad desgarrador y mitad esperanzador, James Gray deja claramente su mensaje en referencia a la humanidad, el crecimiento emocional de hombres marcados por la falta de disponibilidad emocional, y las segundas oportunidades. Todo a través de uno de los íconos masculinos actuales, reconocido tanto por su virilidad como por su atractivo masculino.

Para Brad Pitt es necesario cruzar todo el sistema solar y enfrentar de golpe las realidades duras de su vida y, aquellos traumas emocionales, heredados y adquiridos, que lo convirtieron en un hombre lleno de arrepentimientos y lamentos. No obstante, la reflexión final catártica de la historia es más que suficiente para ver con optimismo la posibilidad de cambio y evolución emocional. Nunca es demasiado tarde.

2 thoughts on “Ad Astra: hacia las estrellas – un Brad Pitt existencialista se deprime en un espectáculo visual

  1. tiene los mismos ingredientes de GRAVITY del director Alfonso Cuaron , con sandra bullock, una mujer en crisis, va a una misión en el espacio, con su guía geroge cloney. una película que vi 7 veces en el cine , y en mi particular punto de vista entre mas la veía mas simbolismo sacaba
    la reseña de ad astra me pareció buenísima, con esta referencia la iré a ver , gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.