Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Mamma Mia! Vamos otra vez

Escrito el 20 agosto, 2018 @alessandra_kr

Disponible en:

Directora: Ol Parker

Elenco: Lily James, Amanda Seyfried, Meryl Streep, Julie Walters, Christine Baranski, Pierce Brosnan, Colin Firth, Stellan Skarsgård, Dominic Cooper, Hugh Skinner, Josh Dylan, Jessica Keenan Wynn, Alexa Davies, Jeremy Irvine, Andy García, Cher.

País: Estados Unidos, Reino Unido

Duración: 114 min.

Palomómetro

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt6911608/?ref_=nv_sr_1

Sabía que no me podría resistir. Efectivamente este fin de semana vi Mamma Mia! Vamos otra vez (la falta de ortografía en el título es fastidiosa), y tengo que decir que, contrario a todo pronóstico de mi parte, disfruté como nunca esta película. Una cinta que no tiene punto de comparación con la primera parte, esta secuela con aires de precuela es extremadamente disfrutable, entretenida, optimista y, en ocasiones, emotiva. Simplemente garantiza una muy agradable experiencia en el cine.La película inicia cinco años después de la cinta anterior, la cual recomiendo que vean o por lo menos estén al tanto de cómo termina para captar esta secuela. Sophie (Amanda Seyfried) está lidiando con las últimas preparaciones de la gran apertura del hotel que su madre, Donna (Meryl Streep), siempre quiso tener. Sin embargo, no todo va conforme al plan, pues Sky (Dominic Cooper) y dos de sus papás no estarán durante la gran inauguración.

Paralelamente, por fin podemos ver la historia platicada en la primera cinta a todo color: Donna joven (Lily James) recorre Europa hasta llegar a Grecia, después de graduarse de Oxford. A lo largo de sus aventuras, Donna conoce a los jóvenes que terminarán siendo los papás de Sophie: el sueco y rompecorazones Bill (Josh Dylan), el muy inglés e incómodo Harry (Hugh Skinner), y el amor de su vida, Sam (Jeremy Irvine). De esta forma la cinta brincará entre ambas historias para demostrar los desafíos y vivencias similares de Sophie y Donna, con 25 años de diferencia.  La clave para disfrutar esta película es ir con el mejor ambiente y disposición posible, pues definitivamente pasarán situaciones inverosímiles para dar entrada a las canciones de ABBA, las cuales, por cierto, se presentan continuamente a lo largo de la cinta. En ocasiones, las circunstancias desarrolladas pueden resultar un poco forzadas, ¡¿cantar When I Kissed the Teacher como parte del discurso de graduación de Oxford?! O ¿¡nombrar a un personaje Fernando solamente para que se pueda cantar la canción homónima?! Sin embargo, una vez que estás consciente de que esas cosas van a pasar, puedes disfrutar de la película y de estos montajes musicales.

La cinta es muy disfrutable y contagiosa. De hecho, recomiendo que la vean con una gran audiencia, pues la buena vibra y diversión se siente en toda la sala; además de que es evidente cuando el resto del público se involucra con los personajes y simplemente está pasando un buen rato. De igual forma, ayuda que todos los números musicales están bien logrados y sincronizados, destacando a Dancing Queen y Mamma Mia.Esto me lleva a lo mejor de la película: Lily James (Baby Driver, La Cenicienta). James le da tanta estrella y brillo a Donna joven que simplemente se nota cuando no está en pantalla. Lily es el alma de la cinta y el secreto de su éxito. De igual forma, la cinta se ve favorecida por la gran química que James y el resto del elenco joven comparten. Se nota que están pasando un buen rato. Asimismo, todos los jóvenes artistas cantan bien, por lo que uno de los puntos más débiles de la cinta anterior, se convirtió en uno de los más fuertes en esta secuela. Ahora ya no sufres las canciones, sino que las disfrutas.

También la película se ve auxiliada por la similitud física entre el elenco joven y los actores mayores (Lily no es tan parecida a Meryl Streep, pero sí logra capturar sus gestos); además de que, de manera general, todos los nuevos participantes logran capturar la esencia y personalidad de sus contrapartes adultas. En especial vale la pena mencionar a Jessica Keenan Wynn como Tanya joven, pues es impresionante la manera en que canaliza a Christine Baranski.Por último, además de proporcionar risas y momentos amenos, la cinta tiene la habilidad de presentar momentos emotivos a través de la relación entre Donna y Sophie, haciendo hincapié en los paralelismos de sus vidas y la forma en que las dos han salido adelante. Al igual que en la cinta pasada, el vínculo y el amor entre madre e hija sigue siendo lo más valioso. Con lo presentado en esta cinta, se agrega una capa de emoción e importancia a la relación entre las dos. Tuve que usar todas mis fuerzas para no llorar.

Mamma Mia! Vamos otra vez es una cinta increíblemente disfrutable, con la que reirán, cantarán (por favor de preferencia en voz baja) y, si son sensibles, terminarán llorando. Simplemente, son 114 minutos de pura diversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.