Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Locamente millonarios

Escrito el 1 octubre, 2018 @alessandra_kr

Disponible en:

Director: Jon M. Chu

Elenco: Constance Wu, Henry Golding, Michelle Yeoh, Gemma Chan, Lisa Lu, Awkwafina, Harry Shum Jr., Ken Jeong, Sonoya Mizuno, Chris Pang, Jimmy O. Yang, Ronny Chieng, Remy Hii, Astrid Young Teo.

País: Estados Unidos

Duración: 120 min.

Palomómetro

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt3104988/Hay películas que, más allá de su calidad cinematográfica, son importantes por el significado cultural o social que traen con su lanzamiento. Algunas pueden reflejar algún momento o suceso histórico importante, o bien, alguna transición social significativa. Locamente millonarios entra en la última categoría, pues el simple hecho de que exista es una victoria para la representación social en el cine y un golpe fuerte al fenómeno de white washing (cuando las películas cambian los antecedentes de los personajes para que sean interpretados por actores blancos), pues esta adaptación del bestseller del mismo nombre es fiel a su origen literario.

Locamente millonarios es la primera película estadounidense en más de 20 años en contar con un elenco completamente asiático y con una historia que gira en torno a una protagonista asiática (nada de ser la mejor amiga de la protagonista blanca o la archienemiga, o peor, el extra del extra solo para cumplir con una “representación racial evidente”). Este proyecto es 100% sobre personas reales y complejas que casualmente son de ascendencia asiática. De hecho, tal era la importancia que esta película podría tener para los realizadores, que rechazaron un contrato con Netflix, el cual incluía mucho más dinero de producción, con tal de asegurar que la película se estrenara en cines y no directamente en una plataforma digital.  Locamente millonarios se enfoca en Rachel Chu (Constance Wu), una neoyorkina que es invitada por su novio de un año Nick Young (Henry Golding) a una boda en su natal Singapur, por lo que esta visita también funcionará como la presentación oficial de Rachel ante la familia de Nick. Sin embargo, lo que ella no sabe, y tendrá que enfrentar a la mala, es que la familia Young es una de las más ricas del mundo y prácticamente son dueños de todo lo que hay en ese país. Así que Rachel tendrá que lidiar con las expectativas, presiones y desaprobaciones de la familia, además de que también podremos conocer las historias de algunos de los integrantes de la familia Young que nos permitirán darnos cuenta de que no todo es lo que parece.Antes de ver la película escuché muchos comentarios muy favorecedores; incluso, muchos en la vena de que era la mejor película de comedia de la década. Sinceramente, a pesar de que pasé un buen rato en el cine, y definitivamente me dieron ganas de visitar Singapur, no creo que la película sea tan increíble como para llegar a esas descripciones tan exageradas. Definitivamente la película presenta un buen momento de diversión, y hay algunas escenas y mensajes memorables sobre la auto–aceptación, la búsqueda de la felicidad y los contrastes culturales entre el Oriente y el Occidente, (de hecho, eso fue lo más interesante, pues mientras los occidentales nos enfocamos en nuestra felicidad, los orientales se enfocan en el honor y bienestar de la familia, incluso si eso significa sacrificar su bienestar), a la película le faltó un poquito más de producción y fluidez como para llegar a un grado superior de calidad.Una de las fortalezas de la película es su elenco extendido. A pesar de que no me encantó la interpretación de Constance Wu, el resto del elenco es excepcional. En especial destaca Awkwafina, como la mejora amiga de Rachel en Singapur y quien, de hecho, se roba prácticamente toda escena en la que sale; Michelle Yeoh como la madre recelosa de Nick, quien desaprueba su relación con la americanizada Rachel y quien hará de todo para separarlos; y Astrid Young Teo, como Gemma Chan, la prima de Nick, quien hace hasta lo imposible por esconder su poder adquisitivo con tal de que su esposo no se sienta mal consigo mismo. Young Teo ofrece tanta tristeza y deseo en su personificación que hizo que su historia fuera la más interesante y satisfactoria de la película.

En cuanto a mis peros con la película, el más grande fue la relación entre Rachel y Nick. Aparentemente están muy enamorados el uno del otro; sin embargo, esto lo aprendí más por el diálogo, que por la química entre los actores o por el tiempo que pasan juntos. De hecho, es un poco inverosímil que Rachel no sepa absolutamente nada del trasfondo de Nick o de su familia después de un año de estar juntos (resulta que Nick es toda una celebridad en Singapur, por lo que el acoso de las redes sociales debería estar más latente en su vida y no comenzar el día en que decide llevar a su novia a casa).

Más bien la película se centra en la dinámica entre Rachel y el resto de la familia de Nick, en especial en la lucha de paradigmas entre ella y Eleanor Young, la mamá de Nick. Las escenas entre los dos personajes son explosivas y tensas, y el momento con la moraleja de la historia está bien logrado. El mensaje que sale de esta escena es empoderador e inspirador, lo que hace que la cinta aumente varios niveles en su calidad.También Locamente millonarios casi nos convence que no es tan bueno como parece ser extremadamente rico. La manera en que algunos integrantes de la familia Young se compartan, y las cosas ridículas que hacen con el dinero, es suficiente como para tener lástima y desprecio por esta gente tan rica que despilfarra su dinero de tal forma. De hecho, nos demuestran que el dinero no lo puede comprar todo, pues aspectos como el amor, la amistad y la auto–aceptación se pueden ver amenazados cuando la ambición mueve a la gente a tu alrededor. Los ricos también sufren.

Locamente millonarios garantiza un buen rato en el cine, pues integra escenarios espectaculares y risas constantes gracias a Awkwafina y Ken Jeong. De igual forma, nos permite ver que estas personas tan aparentemente intocables tienen sus propias batallas e inseguridades, pues no es sencillo estar en la cima de la escala social mundial. No obstante, lo más satisfactorio de la cinta se presenta con su moraleja, pues al final del día, hay cosas más importantes que el dinero y Locamente millonarios lo deja claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.