Derry Girls – la serie de comedia que es un clásico instantáneo

En dónde la puedes ver: Netflix

Creadora: Lisa McGee

Elenco: Saoirse-Monica Jackson, Nicola Coughlan, Louisa Harland, Dylan Llewellyn, Jamie-Lee O’Donnell, Tara Lynne O’Neill, Kathy Kiera Clarke, Tommy Tiernan, Ian McElhinney, Siobhan McSweeney.

País: Reino Unido

Duración: dos temporadas, de seis capítulos cada una.

Palomómetro

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt7120662/

Derry Girls ha resultado ser la sensación en Reino Unido. Específicamente en Irlanda del Norte, en dónde se sitúa la serie, ha roto el récord desde que se empezó a contar la audiencia televisiva en 2002. Al ver las dos temporadas disponibles en Netflix no queda duda alguna de la razón detrás de su éxito y de lo mucho que lo tiene merecido.

La serie, creada y escrita por Lisa McGee, cuenta la historia de cinco adolescentes que viven en Derry, Irlanda del Norte en la década de los 90 durante el Conflicto, también conocido como The Troubles. Específicamente, la protagonista es Erin (Saoirse-Monica Jackson) a quien le seguimos la pista junto con su prima Orla (Louisa Harland); sus mejores amigas Clare (Nicola Coughlan) y Michelle (Jamie-Lee O’Donnell); y el primo de ésta, James (Dylan Llewellyn).

La serie tiene tantos aciertos que es difícil establecer una sola por la cual es una de las mejores comedias del momento. Por un lado, cuenta con un guion envidiable, que resulta ser ingenioso y agudo, presentado excelentemente por todo el elenco. Por el otro lado, las situaciones presentadas son tan banales y rutinarias, que yo, una persona criada del otro lado del mundo con una situación de vida completamente diferente, las puedo identificar como propias. Más allá de presentar cosas específicas de Irlanda del Norte durante el conflicto con Reino Unido– que sí lo hace de manera constante– la serie más bien habla sobre las inquietudes de ser adolescente, puntos por los que pasa cualquier ser humano sin importar su contexto social.

Asimismo, esta serie resulta ser una increíble fuente de conocimiento y entendimiento del Conflicto de Irlanda del Norte, visto desde el punto social y rutinario. Capítulo tras capítulo somos testigos de las maneras directas en las que sociedad irlandesa fue afectada por la guerra. Ya sea el cierre de calles por la explosión de bombas, la reprobación que sentían por cualquier inglés o el contrabando de rebeldes, Derry Girls presenta todo esto constantemente, pero con humor, haciéndola más realista al acercarse a la manera en que la gente lidia con estos problemas.

Más allá de los protagonistas – quienes están excelentes con actuaciones que pueden rayar en ocasiones en la teatralidad – todo el elenco extendido es memorable. No hay ni un personaje secundario que no sea brillante, y en muchas ocasiones algunos terminan robándose las escenas. Especial mención merece la Hermana Michael (Siobhan McSweeney), quien es completamente diferente a lo que alguien se esperaría de la monja directora de una escuela católica y que resulta ser uno de los mejores personajes. Asimismo, tanto el papá como el abuelo de Erin merecen ser reconocidos, el primero por ser la única persona cuerda en el mundo de locura de la serie, y el último por su constante bullying hacia su yerno y amor incondicional hacia sus hijas y nietas.

La serie está destinada a ser un clásico de la comedia televisiva, pues con tan solo 12 capítulos ya ha creado un catálogo de bromas recurrentes que son efectivas, extremadamente graciosas y que quedan perfectas en el contexto de la historia. Es más, en su segunda temporada, la serie contó con una evolución creativa que más allá de mantener el humor intacto, construyó una resonancia emocional que le da peso dramático y relevancia actual.

Los mensajes de tolerancia y aceptación son poderosos, los cuales se ven de manera clara tanto con el trato que se le da a James – el hecho de que las amigas odien su acento británico es memorable y graciosísimo –, como con el crecimiento emocional de Clare. Los reto a que no sientan cosas bonitas y emotivas en cada final de temporada.

Para cerrar con broche de oro, vale la pena distinguir el equipo creativo y actoral de la serie, el cual está compuesto en su mayoría por mujeres. Contrario a lo que estamos acostumbrados, esta serie de crecimiento es sobre jóvenes adolescentes que lidian también con los intereses, complicaciones e inquietudes de ser mujeres. El hecho de que cuatro de los cinco roles protagonistas sean personajes femeninos realistas, complejos y cautivadores es aplaudible y emocionante. Al igual que sucedió con Phoebe Waller-Bridge, no puedo esperar a ver lo que sea que Lisa McGee cree en un futuro.

Si la vida es justa, Derry Girls se volverá un fenómeno de la cultura pop que será citado por generaciones venideras gracias a sus diálogos rápidos y astutos, así como a las situaciones inverosímiles, pero distinguibles de nuestros años adolescentes entre familia. Ésta es una serie con muchísimo corazón que no solo los hará reír, sino que también posiblemente los hará derramar algunas lágrimas. No dejen de ver esta serie para que se unan a mi espera desesperada por la tercera temporada.

Deja un comentario