Procession: la dramatización del trauma en busca de dignidad

Escrito el 28 diciembre, 2021 @CesarAndreZzZ

Las denuncias de abuso sexual en contra de sacerdotes católicos han sido una constante durante las últimas dos décadas. No es que antes no hubiera abuso sexual, pero con el surgimiento del movimiento #MeToo y otras iniciativas, investigaciones y recursos para las víctimas, las denuncias de aquellos que guardaron silencio durante años producto de la intimidación han salido a flote.

Si bien muchos tenemos consciencia de la existencia de este tema, no tenemos entendimiento de la magnitud del problema y de la compleja red sistemática de encubrimiento que la Iglesia ha instaurado para camuflar las denuncias y trasladar sin consecuencias legales a los sacerdotes abusadores. El cine puede funcionar como una suerte de denuncia social de estos temas, no solo con el propósito de invitar a la reflexión y ahondar en la crudeza delicada del tópico, sino para hacer notorios a los responsables de los abusos y los causantes del trauma de tantos infantes, y otorgar dignidad a los supervivientes.

Spotlight
Spotlight. Dir. Tom McCarthy. 2015. Sony Pictures Releasing International.

Ya sea desde una perspectiva periodista en la galardonada Spotlight (Tom McCarthy, 2015), que revela el valor del temple de investigación que no cede a la corrupción del sistema que quiere encubrir las denuncias, o desde un punto individual en By the Grace of God (François Ozon, 2018), en la que un hombre busca la sanación de un trauma de abuso sexual en su infancia, los cineastas tienen una responsabilidad al momento de tocar el tema controvertido, no creando sensacionalismo o explotación, sino exponiendo la gravedad y complejidad del asunto, siempre de la mano de los testimonios de quienes lo han vivido.

Procession es un documental que disecciona con excelencia el trauma de las víctimas de abuso, y al mismo tiempo, mantiene una cruda e incómoda denuncia hacia la corrupción y burocracia del sistema que agrava aún más la vivencia de las personas abusadas. Entre la ausencia de temor de ser necesariamente crudo, y la abundancia de empatía con sus protagonistas, el filme es una extraordinaria hazaña de catarsis.

Procession y el estudio del trauma arraigado

Centrándose en la ciudad de Kansas, Missouri, Procession explora a un grupo de sobrevivientes de abusos sexuales de curas católicos. Seis hombres que no han olvidado los escabrosos detalles de aquellos crímenes que sufrieron en su infancia, se reúnen para exponer sus testimonios e historias en común, así como para trabajar en un proceso terapéutico grupal con la esperanza de darle algo de esperanza y tranquilidad a sus vidas.

Robert Greene, quién también edita su documental, consigue una narrativa paciente que entrelaza los relatos de estos hombres buscando aspectos en común para reafirmar su denuncia, pero nunca deja a un lado su individualidad, lo cual se demuestra en entrevistas y en las sesiones terapéuticas filmadas. La principal angustia recae en la impunidad de los sacerdotes pederastas que abusaron de ellos, y seguramente, muchos otros niños.

Algunos sacerdotes fueron transferidos a otra congregación, otros lograron zafarse de problemas legales debido a la prescripción de los delitos de abuso sexual, y otros siguen ejerciendo su labor como si nada hubiese ocurrido. Para Joe Eldred, Mike Foreman, Ed Cavagan, Dan Laurine, Michael Sandridge y Tom Viviano, los hombres que presenta el documental, los miedos e inseguridades de los abusos vividos en la época más vulnerable de sus vidas los persiguen hasta el presente.

Procession
Procession. Dir. Greene. 2021. Netflix.

En Procession se deja claro que los traumas se arrastran y agravan, y que no hay un periodo de tiempo establecido para “superarlos”. El enfoque individual en el que comprendemos cómo cada uno de ellos tuvo manejos diferentes, deja en claro la necesidad de abordar de maneras muy específicas este tipo de casos.

La dificultad para establecer relaciones afectivo/sexuales, el aislamiento y los trastornos psicológicos son algunas de las tantas consecuencias a corto y largo plazo que provienen del abuso sexual. Se puede comprender el resentimiento severo de uno de estos hombres a todo lo relacionado con la Iglesia, o la manera en que otro de ellos explica lo difícil que fue para él tener relaciones sexuales con su esposa durante años, o la culpa profunda de una madre por sentirse responsable de dejar entrar al hombre que abusó de su hijo a su hogar. El entendimiento se obtiene a partir del estudio de los casos individuales del grupo, al cual seguimos durante varios meses mientras están en terapia grupal.

Teatro terapia: confrontar y aceptar el trauma

De la mano de la terapeuta Monica Phinney, el grupo sigue una técnica de terapia grupal e individual denominada “teatro terapia”. Con origen en los años 70, en esta terapia se aplica la expresión dramática, el juego teatral, el movimiento del cuerpo, la expresión de lo simbólico y la puesta en escena de lo vivido como herramientas terapéuticas, divididas en distintos espacios teatrales. Los participantes dramatizan en una obra de teatro la vivencia específica que los lleva a acudir a la terapia, en este caso, el trauma del abuso sexual.

En una fase inicial, la terapeuta trabaja de manera individual con cada miembro del grupo con el propósito de conocer la historia especifica de su trauma, planteando así cómo y de qué manera se llevará a cabo la dramatización, la cual tendrá como objetivo final crear una catarsis que permita drenar emociones contenidas sobre el hecho traumático.

Un joven actor llamado Derrick sirve como la versión infantil de cada uno de los hombres en las dramatizaciones, las cuales tendrán espacios tan variados como un confesionario en la iglesia o una casa en una urbanización, según haya sido la historia específica de abuso. Se deja claro lo delicado de la técnica desde el inicio, y lo mal que puede salir en las manos equivocadas.

Procession
Procession. Dir. Greene. 2021. Netflix.

Uno de los trabajos principales fue garantizar la seguridad del joven Derrick y dejar en claro que las dramatizaciones podían detenerse en cualquier momento si alguno de los participantes sentía incomodidad. Evidentemente, no hay nada explícito en ellas, y estas son más bien una muestra de las pesadillas y pensamientos inquietantes recurrentes de los hombres sobre su abuso. Una excelente edición mezcla estas secuencias en forma de historias individuales que cuentan el día en el que cada hombre vivió algo que cambió el destino de sus vidas.

La sanación a través de la dignidad

La teatro terapia teoriza que el tener la posibilidad de revivir un trauma del pasado desde el aquí y el ahora, en un ambiente controlado, permite una liberación emocional, que, por supuesto, debe ser acompañada de terapia psicológica individual. Busca desprender a los supervivientes de la culpa injustificada que sienten, permitirles tener una relación emocional positiva consigo mismos, y darles nuevas herramientas para afrontar las pesadillas y pensamientos recurrentes con el trauma.

Entre otras cosas, el documental se presta para hablar sobre las dinámicas de control que la Iglesia y los sacerdotes tienen con las familias religiosas. Se estudia la figura del sacerdote como una de poder, que tiene la capacidad de manipular y aprovecharse de las creencias de otros a su antojo, permitiéndonos reflexionar sobre la relación personal que tenemos con la religión.

El resultado final en Procession le da un poder magnético y emocionalmente intenso. Su escena final, potente y conmovedora, habla sobre la liberación de la culpa y la necesidad de los supervivientes de abuso de recuperar su dignidad, tener la libertad de contar su historia a su tiempo y manera, ser escuchados y comprendidos, y finalmente, obtener la fuerza para seguir luchando contra las injusticias de un sistema que hace más difícil la vivencia de quiénes han sufrido abusos, sin importar su edad, género u otra variable. Ese poder de tener control sobre nuestra propia vida e historia es el culmen de un documental profundamente empático.

 

Procession está disponible en Netflix.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.