Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Patricio Guzmán: el cineasta que mejor ha retratado Chile

Escrito el 20 septiembre, 2023 @cinematictalk

En Nueva York se ha llevado a cabo una retrospectiva de la carrera de Patricio Guzmán, el documentalista más importante de la historia de Chile, quien recientemente recibió el Premio Nacional de Artes de su país. Este se suma a su premio Goya de 2022, el cual podría considerar una “culminación” de todos los reconocimientos que ha obtenido a lo largo de su larga carrera.

La retrospectiva, además de presentar la reconocida La batalla de Chile, da luz a los más recientes trabajos de Guzmán: Nostalgia de la luz (2010), El botón de nácar (2015), La cordillera de los sueños (2019) y Mi país imaginario (2022).

Su trabajo más celebrado es la trilogía de La batalla de Chile, la cual que consta de tres partes: La insurrección de la burguesía (1975), El golpe de estado (1976) y El poder popular (1979). Este trabajo documenta los eventos que llevaron al golpe militar del 11 de septiembre de 1973 en Chile que derrocó al gobierno democráticamente elegido de Salvador Allende. Todo lo que pasa acá fue de lo que Guzmán alcanzó a rescatar de sus filmaciones tras haber sido detenido por el régimen de Augusto Pinochet. A través de su lente capturó el clima político y social de la época, incluyendo las tensiones políticas y la creciente polarización en Chile.

La batalla de Chile es considerada una obra clave en la historia del cine chileno, ofreciendo el contexto político y social que ayudan a comprender los acontecimientos que condujeron al golpe militar de 1973 y sus consecuencias, pues no solo se enfoca en los eventos en Chile, sino que también aborda la atención internacional. La trilogía muestra cómo la política chilena influyó en la Guerra Fría y las relaciones internacionales de la época.

A diferencia de La batalla de Chile, en 2010 Guzmán se centró en reflexionar sobre la historia de su patria de una manera más amplia con Nostalgia de la luz, desarrollada en el desierto de Atacama, donde las condiciones atmosféricas permiten una observación excepcional de las estrellas y es el lugar donde se encuentran los restos de personas desaparecidas durante la dictadura de Pinochet. Esta dualidad entre la contemplación del universo con la memoria histórica plantea preguntas sobre la memoria y la persistencia del pasado en el presente, convirtiendo este trabajo en otra de sus obras claves.

Las preguntas sobre la memoria histórica son profundizadas en La cordillera de los sueños, la cual ofrece una mirada evocadora y emotiva a través de testimonios personales y una cinematografía impresionante, invitando al espectador a reflexionar sobre el pasado y el presente de Chile. El botón de nácar lleva a la audiencia a través de  la exploración geográfica de un país extremadamente diverso.

Se puede decir sin titubear que Patricio Guzmán destaca por explorar la identidad chilena y su compromiso para que su país no pierda su memoria histórica, mientras sigue una lucha por cerrar sus heridas que ya tienen 50 años. El homenaje en New York es solo una pequeña muestra de la grandeza de Guzmán, quien sigue interesado en mostrar la realidad de un país fragmentado y para muestra, queda su más reciente documental Mi país imaginario, donde relata el estallido social chileno de 2019 y la realidad de los mutilados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.