Passing: entre las sombras de los años 20

Escrito el 25 noviembre, 2021 @AndhreaIrene
Passing
Ruth Negga como “Clare Kendry” y Tessa Thompson como “Irene Redfield” en Passing. Dir. Rebecca Hall. 2021. Netflix.

Gone With the Wind (Victor Fleming, 1939), In the Heat of the Night (Norman Jewison, 1967), Guess Who’s Coming to Dinner (Stanley Kramer, 1967), The Color Purple (Steven Spielberg, 1985), Mississippi Burning (Alan Parker, 1988) y12 Years a Slave (Steve McQueen, 2013) son obras que repasan momentos importantes en la conformación social de la historia estadounidense con el componente racial como justificación.

Al hacer un breve repaso por la sociedad norteamericana, ciertos momentos tienen importancia particular porque normalizaron y legitimaron prácticas que aún tienen consecuencias graves en su conformación histórica, política e ideológica. La economía estadounidense se construyó sobre el trabajo esclavo. Incluso después de la Guerra de Secesión y la creación de enmiendas que garantizaban legalmente condiciones igualitarias, los sentimientos supremacistas perduraron en la mayoría de los estados, predominantemente en las zonas sureñas.

A partir del siglo XX, cuando se empiezan a formar lentamente espacios por y para los afroamericanos, la gente blanca intenta mantener y resguardar espacios de la sociedad para su comunidad. Es importante destacar el proceso de industrialización y urbanización entre 1880 y 1930, cuando más de un millón de afrodescendientes emigraron del sur al norte, sobre todo a las grandes ciudades, produciendo desafíos en la definición de lugares para construir sus viviendas y obtener empleos dignos.

Es durante este periodo que Passing, novela de Nella Larsen, fue publicada. El lanzamiento original de la obra fue en 1929 durante el movimiento artístico denominado ‘Renacimiento de Harlem’. En la década de los 20 se evidenció la creación de nuevos ámbitos culturales y un modo de consumo, sustentados en la producción, masificación de la comunicación y nuevas manifestaciones artísticas, incluyendo el jazz, charlestón y blues.

Dirigida por Rebecca Hall en su debut también como guionista, la adaptación cinematográfica es protagonizada por Tessa Thompson y Ruth Negga como dos mujeres que desarrollan sus vidas en una sociedad excluyente, durante una época de transformaciones morales, comparando dos modos de vida totalmente diferentes bajo la perspectiva del tono de piel. La historia se centra en dos personajes femeninos mestizos, quienes funcionan como antagonistas mutuas.

De la obra literaria a la adaptación cinematográfica

Tessa Thompson como “Irene Redfield” en Passing. Dir. Rebecca Hall. 2021. Netflix.

Irene Redfield (Tessa Thompson) es el personaje principal y a quien se le conoce a través de su rol como madre. Su presencia esquiva, misteriosa y distante con el resto de los individuos con los que interactúa en sus actividades cotidianas es uno de los elementos que la definen. Parte de esa separación entre ella y el resto es presentada a través del vestuario, el cual le brinda una especie de barrera o escudo para pasar desapercibida incluso en la sociedad ‘liberal’ de Nueva York.

El guion de la película presenta la continua e incesante búsqueda de identidad y de la esencia individual fuera de los lugares que la sociedad ha determinado para un ‘tipo de persona’, los cuales sirven como vías de control en cada ámbito donde se les permite desenvolverse. Hall recreó esto como un componente claustrofóbico.

La fotografía idealizada por Eduard Grau (A Single Man, Suite Française) comprende la amplia gama de tonos grisáceos y tiene un esplendor particular a partir del encuentro en el salón del hotel entre Irene y Clare Kendry (Ruth Negga), después de años de distanciamiento.

Marci Rodgers, diseñadora de vestuario (BlacKkKlansman, Lost Girls), establece estilos diferentes para ambas. En las escenas iníciales, aunque las dos llevan vestidos, lucen diferentes debido a la actitud con la que se desenvuelven. Éste es el componente expresivo y emocional que diferencia a ambos personajes y a través del cual se puede realizar un acercamiento minucioso a sus personalidades y su carácter psicológico.

Desde este encuentro, las historias de ambas se entrecruzan. La atmósfera narrativa alude a un espacio complejo e íntimo, pero, a la vez, abundante de tensiones que enaltecen las cualidades, aspiraciones, deseos y necesidades de cada una bajo el dilema de su origen étnico.

Ruth Negga como “Clare Kendry” en Passing. Dir. Rebecca Hall. 2021. Netflix.

Sus rasgos fenotípicos les ofrecen la posibilidad de caracterizarse como blancas. Irene, desde una concepción moral, decide no hacerlo y permanecer dentro de su comunidad en Harlem, construyendo un hogar íntegro, armónico y acogedor, a pesar de las amenazas externas de inseguridad por el inminente racismo que arropa a la sociedad estadounidense y jerarquiza a sus miembros. Por su parte, Claire se hace pasar por “blanca”, ocultándose a través de una apariencia socialmente aceptada para gozar de comodidades y lujos que, desde su origen afroamericano, no podría complacer. A lo largo de la cinta, hará esfuerzos por reintegrarse a su comunidad cuando reflexiona que la ‘libertad’ prometida no es todo a lo que debería aspirar.

Para Claire, los privilegios que un tono de piel clara ofrece, sobrepasan la igualdad de trato. Passing presenta este razonamiento como una estrategia de sobrevivencia individual, un conjunto de prácticas que transforman la identidad y, a su vez, las conduce hacia grupos de pertenencia. A través del “passing” racial, los estigmatizados se convierten en individuos.

Las convenciones de género, el desempeño de la feminidad, la institución del matrimonio, las responsabilidades de la maternidad y las formas en que convergen son los pilares a partir de los cuales ambas mujeres van a compararse y a juzgarse entre sí, como si en sus vidas la ausencia de algo es lo que a la otra le sobra. En este sentido, el comprender el pasado a través de la moda resulta de utilidad.

El vestuario: la definición de una época

Tessa Thompson como “Irene Redfield” y Ruth Negga como “Clare Kendry” en Passing. Dir. Rebecca Hall. 2021. Netflix.

En las décadas de los 20 y 30, la mujer conquistó nuevas posiciones y adquirió nuevas responsabilidades, adaptando nuevos modos de interactuar y modificar su apariencia. De un estilo voluminoso e incómodo con la silueta ajustada por corsé, pasó a uno más juvenil y esbelto, liberándose a través de la ropa con vestidos holgados. Dentro de este modelo se encuentran cortes evasée, escotes en forma V, cuellos con grandes solapas o canesús, fajas que ocultaban las curvas, cortes de cintura baja y dobladillos más altos para el protagonismo del calzado.

Asimismo, se utilizan estilos de peinado cortos, maquillaje que resalta los labios y las cejas, y accesorios variados, como collares de perlas, joyas, broches y sombreros, como el cloché (el cual abarcaba hasta la frente con un ala delantera mínima por lo que, en ocasiones, se levantaba a modo de visera para permitir la visión amplia). Las telas de trajes y vestidos son normalmente de seda, raso, muselina, encaje o tafetán, en armonía con apliques de lentejuelas y bordados. Los bolsos son de tamaño pequeño, de formas geométricas y de piel que, según su calidad, denotaban si se utilizaban para ocasiones de fiesta o momentos informales.

Los trajes masculinos adoptan patrones más amplios y abrigos sueltos. Se masifican telas con motivos geométricos, incluyendo el tweed y los cuadros escoceses para los más jóvenes. El uso de sombreros se populariza como símbolo de respeto y elegancia, por lo cual es importante su uso cotidiano.

En Passing, Rodgers recreó una estética fidedigna a la época, retratada con las referencias propias de Gabrielle Chanel, artífice de los grandes cambios en el armario femenino, y utilizando recursos digitales para elaborar tableros gráficos como hilo creativo de lo que deseaba plasmar para el elenco, utilizando disfraces de alquiler, ropa vintage y otras prendas de colección. Las paletas y cortes de los atuendos enmarcan la cualidad individual de cada protagonista: un estilo conservador para Irene, mientras Claire destaca con una apariencia seductora y moderna, tomando en cuenta convincentemente que se trataba de mujeres con una posición económica acomodada.

Tessa Thompson como “Irene Redfield” y Ruth Negga como “Clare Kendry” en Passing. Dir. Rebecca Hall. 2021. Netflix.

Rodgers incluyó pequeños detalles especiales para cada personaje. Por ejemplo, los pendientes grandes que utiliza Clare, los bordados en el cuello de las camisas de Irene, o el broche de la Universidad de Howard en la solapa de los trajes de Brian (André Holland), esposo de Irene.

El elemento primordial de la adaptación es el expresionismo del Blanco y el Negro. Éste brinda los elementos necesarios para ocultar o revelar aspectos en el desarrollo de la trama, tomando en cuenta el carácter metafórico de abordar una película sobre conflictos raciales con una estética de dos matices diferenciados, pero que a la vez no son el uno sin definir al otro.

Hall presenta la negación a través del blanco y el negro, y del gris que los compone. Las sombras ocultan detalles y reflejan en la mayoría de los personajes aspectos que les ayudan en su sobrevivencia. En términos de narrativa, el simbolismo es el factor predominante al momento de crear un hilo conductor. Trasmite, expresa y evidencia el mundo de estas dos mujeres (y quienes forman parte de él) desde sus perspectivas sobre lo que es correcto y lo que no para cada una, y sus relaciones de amistad y compañerismo, incluyendo los roles que definen sus condiciones personales.

Passing retrata una historia desde la perspectiva cultural. Cuestiona lo que es pertenecer a una comunidad y los roles que el sistema designa. Posee conversaciones y momentos que son actuales por su relevancia, pero a la vez, añade el componente de intriga sobre las responsabilidades que los seres humanos compartimos en torno a una situación específica, incluyendo la escena final que deja abiertas posibilidades diversas de interpretación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.