Fauna (NYFF58): un cuento absurdo situado entre la realidad e imaginación mexicana

Escrito el 18 septiembre, 2020 @alessandra_kr

Director: Nicolás Pereda

Elenco: Gabino Rodríguez, Luisa Pardo, Francisco Barreiro, Teresa Sánchez, José Rodríguez López, Mariana Villegas, Fernando Álvarez Rebeil.

País: México, Canadá

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt12801798/

Nicolás Pereda, cineasta México-canadiense con (ahora) nueve películas bajo su nombre, llega al Festival de Cine de Nueva York con Fauna, una película absurda que se asienta en la cotidianidad y en la falta de sucesos especiales para dejar volar la imaginación. De esta forma, obtenemos un resultado bizarro, con dos mitades contrastantes, en donde lo real raya en la comedia, y la fantasía se basa en los constructos que definen nuestra sociedad.

La película se enfoca en Paco (Francisco Barreiro) y Luisa (Luisa Pardo), una pareja de actores, perdidos en medio de un pueblo de algún lugar de México. A través de las tomas enfocadas en el camino y no en los personajes, la cámara de Mariel Baqueiro ofrece una capa adicional de frustración y desorientación. Pronto, se encuentran con Gabino (Gabino Rodríguez), hermano de Luisa, mientras que aprendemos que andan visitando a sus papás.

La comedia hace uso de comentarios desesperados, respuestas absurdas, actitudes mezquinas, y exigencias nerviosas por parte de los actores inseguros para que la audiencia se ría incómodamente, sumidos en la confusión. Como ejemplo perfecto destaca la obsesión del papá con Paco, quien tuvo un papel secundario en la serie de Narcos, ofreciendo una capa meta a la cinta dado que el actor que lo interpreta, Francisco Barreiro, tuvo un papel secundario en la serie real de Narcos de Netflix.

Para hacer las cosas más absurdas e incómodas, Paco explica que su personaje no tuvo diálogos, simplemente aparecía en el fondo de la escena. Insatisfecho con la respuesta, el papá lo obliga a improvisar, resultando en que Paco tome las palabras del personaje principal de la serie y actúe una escena en el lugar. De esta forma estamos viendo a Paco, ¿o Francisco Barreiro?, actuar la escena en la que el personaje y el actor aparecieron en la serie en la película y en vida real. Extraño, pero altamente disfrutable verlo en pantalla.

A partir de interacciones incómodas entre los hermanos, aprendemos que Luisa y Gabino no tienen una relación cercana, además de que poco a poco, a través de comentarios casuales, conocemos los rumores y tragedias que embargan al pueblo. Con estas breves aclaraciones queda claro que el narcotráfico ha moldeado la vida de este lugar. Quizá no lo vemos de frente, pero la amenaza claramente está ahí.

A través de una conversación literaria entre Luisa y Gabino somos introducidos inesperadamente a la segunda parte de la película. Esta se aleja por completo del ocio cotidiano sin novedad de los hermanos y se adentra en la novela que Gabino está leyendo. En esta nueva etapa de la película seguimos viendo a los mismos actores, pero trayendo a la vida la historia del libro.

Este cambio se siente brusco e inesperado, pero es sencillo captar la transición. El hecho de que los personajes usen prácticamente el mismo vestuario, pelucas mal puestas y tengan los mismos ademanes nos ofrece la pista de que la imaginación de Gabino es el motor de esta nueva etapa.

Este nuevo escenario, igual de inverosímil que el anterior, pero menos cómico, también está definido por la amenaza de lo inesperado y la violencia al manejar un aire misterioso e inexplicable. Aquí conocemos a una muchacha (Luisa Gabino) que se topa con un joven cuando este le roba su toalla de su cuarto del hotel. Después de momentos insignificantes en los que ambos discuten – pareciera que Pereda tiene mayor interés en las situaciones que serían ignoradas por muchos – la mujer pide al joven que rescate a su hermana Fauna – y razón del nombre de esta película – de su novio abusivo.

Al igual que la escena de la actuación impromptu, ahora recibimos una improvisación entre estos personajes de lo que sucederá una vez que el joven se encuentre con Fauna, en vez de la escena que deberíamos obtener. Pereda nos ofrece lo que quiere y cómo quiere, siempre usando el factor sorpresa a su favor.

El final, igualmente violento como enigmático, llega de manera imprevista, tal y como la segunda sección. Un intercambio de secretos entre los nuevos personajes, así como una narración casual, hacen que ambas historias lleguen plenamente a su final, atando las dos historias con posibilidades de interpretación para que el espectador teorice sobre lo que acaba de ver. Definitivamente extraña, pero con altas dosis de humor simple y disfrutable, hacen de Fauna una película especial que los sacará de su zona de confort.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.