Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Macabro 2022 – día 6: Lo inevitable, La lotería, ¡Nop!

Escrito el 26 agosto, 2022 @bmo985

Estamos en la recta final de la 21 edición de Macabro y el cuerpo ya lo siente, sobre todo con las películas del día 6 de mi cobertura, una argentina y una mexicana que, a mi parecer, pudieron haberse quedado en el horno más tiempo. Por fortuna, la ambición narrativa de Jordan Peele rescató el día al enfrentar a Daniel Kaluuya y Keke Palmer contra una cosa que no puede describirse sin caer en el terreno del spoiler.

Lo inevitable (Fercks Castellani, 2021, Argentina)

Sección: Selección oficial largometraje iberoamericano.

Palomómetro:

Una mujer (Juana Viale), su hermano (Luciano Cáceres) y la hija de aquella (Daryna Butrik) se resguardan en una casa abandonada en una noche lluviosa en la que, una transmisión radial nos informa, llegará el Apocalipsis. Los tres son miembros de una intrigante hermandad religiosa a la cual la mujer había renunciado. La llegada de un intruso durante la noche los obligará a examinar sus relaciones de cara al fin del mundo.

Este thriller argentino ammbientado en la década de 1940 comienza fuerte, como si se tratara de una obra de teatro en la que el aislamiento sirve para que cada personaje exponga sus motivaciones y conozcamos algo del mundo peculiar en el que viven. El encierro permite al director Fercks Castellani hacer una recreación adecuada de la época con pocos elementos, aunque hay que señalar que la presentación del personaje de Viale parece más bien de la alta alcurnia de inicios del siglo XIX. Solemne y críptica, se trata de la segunda ocasión en que un grupo religioso-patriarcal ubicado en tiempos inciertos se presenta en este Macabro, pues, similar a The Family, Lo inevitable aborda a una secta que cada vez parece más desquiciada, impulsada por una figura masculina.

Ambas, alegorías poco sutiles de la opresión de la mujer y de la juventad a manos del impío binomio religión-patriarcado, tienen más que eso en común, pues están caracterizadas por un destacado trabajo técnico de fotografía, en el caso de Lo inevitable, una que casi por completo en la penumbra, nos coloca en las vísperas del fin del mundo junto a estos personajes que, ora dudan de su fe, ora la consolidan. Sin embargo, el guion le hace un flaco favor a esta caracterización, pues la confusión se apodera de él y la inercia dramática del intruso se pierde entre tanta palabrería, además de que su prosa se queda corta para un drama familiar apocalíptico.

Dudando entre la fantasía religiosa y el realismo del engaño, Lo inevitable no evita contradecirse hacia su clímax y, en pocas palabras, no queda clara la intención del filme. En The Family el asunto era cuánto se tardaba en llegar a una conclusión que ya se adivinaba, pero aquí el final poco importa en el marco de la historia.

 

La lotería (Vadir Sottelo, 2022, México)

Sección: Sci Fi, Dark Fantasy & Thriller.

Palomómetro:

Una colección de historias folklóricas mexicanas articuladas en torno a un juego de lotería jugado en una feria capitalina, La lotería es una antología de horror que, a pesar de sus buenas intenciones, no puede trascender sus limitaciones narrativas y se queda como una promesa de la imaginación de su creador.

El filme tiene algo de la fantasía siniestra de Guillermo del Toro con una criaturas bien logradas por efectos de computadora, pero a lo largo de sus 70 minutos de duración y más de seis segmentos, no halla un trasfondo dramático o estilístico del cual la audiencia pueda asirse. Uno tras otro, los capítulos se suceden con rapidez, abordando historias inspiradas por las cartas de la lotería.

En “El mundo” se presenta una breve mirada a un par de astronautas acechados por un parásito. En “El cobarde”, algo se esconde en la oscuridad de la habitación. En “El corazón” hay una heladería donde suceden cosas que no suelen pasar en tales recintos. Al menos uno de ellos (“La sirena”) da cuenta de una influencia inconfundible de La rosa de Guadalupe o, al menos, el estilo telenovelesco de melodramas sentimentales mexicanos que uno no espera en una antología de terror.

Otros apartados, como “La dama” y “La rosa”, tienen ideas interesantes en su trasfondo, por un lado, una lectura religiosa del trabajo sexual, y por el otro, una leyenda mexica; pero la realización deja mucho que desear, dejando entrever una ingenuidad narrativa y una falta de claridad visual a cada paso. Todo el filme está caracterizado por un color verdoso que, con miras de homologarlo, reduce largos segmentos de este a una experiencia triste desprovista de color.

La lotería es producto del cine mexicano independiente, del cual se puede aplaudir su ambición y su compromiso con la cultura folklórica mexicana, pero que se queda corto.

 

¡Nop! (Jordan Peele, 2022, México)

Sección: Sci Fi, Dark Fantasy & Thriller.

Palomómetro:

Los hijos (Daniel Kaluuya y Keke Palmer) de un ranchero (Keith David) que proporciona caballos a las películas de Hollywood miran mientras la buena fortuna que su recién fallecido padre le traía al negocio se desvanece y contemplan venderlo al parque de diversiones vecino, administrado por un exniño actor carismático (Steven Yeun). Sin embargo, en el angosto valle donde ambas propiedades se encuentran extraños sucesos se desencadenan. Será la tarea de ambos hermanos, junto a los aliados que reclutan, salir del embrollo con su vida.

Después del fiasco de Us y aún con el epíteto de “genio del terror” a cuestas, Jordan Peele estrena su tercer largometraje, quien de la mano del director de fotografía Hoyte van Hoytema (Tinker Tailor Soldier Spy, Interestelar, Dunquerque y Tenet), ofrece un espectáculo de humor, suspenso y sobre todo, enormes proporciones, como lo requiere la pantalla grande.

Como es común en sus películas, la trama tiene un componente social que permite algunas reflexiones. En ¡Nop!, Peele enfoca la historia desde la perspectiva de los animales y su lugar en la industria cinematográfica. Tanto el rancho de los hermanos Haywood, su conexión sanguínea con la primera persona fotografiada por Eadward Muybridge cabalgando un caballo, como la historia del chimpancé Gordy, el tema parece ser la explotación de estos y su utilización para el espectáculo de cine. Los personajes del filme confían en continuar con el sometimiento de las bestias para sus propios fines, ya sea porque es la tradición familiar y el oficio propio o porque olfatean una oportunidad de negocio, pero lo cierto es que encontrarán los límites del dominio de lo humano sobre el mundo natural.

En el aspecto actoral, ¡Nop! confirma que Peele es un dotado director de actores, pues con esta es la tercera ocasión en que aprovecha al máximo el talento de sus intérpretes. En este caso se trata de Daniel Kaluuya como el vaquero OJ, de pocas palabras, pero muy observador, y de Keke Palmer, quien desde el momento en que aparece en pantalla atrae la atención de todos en el plano y fuera de este. Magnética, carismática, desvergonzada y muy habladora, Palmer es el burbujeante complemento para la severidad y el peso de Kaluuya, formando una dupla de hermanos de profunda conexión y conversación fluida y cómica.

Es la segunda vez que lo digo, pero valga la redundancia: Jordan Peele es un hábil cineasta de género, pero encasillarlo como el “genio del terror” le hace un flaco favor, pues ¡Nop! tiene momentos de tensión terrorífica, pero se adentra a los terrenos de la ciencia ficción y la comedia con mayor frecuencia. Peele es un entertainer de cuerpo completo que no se limita a los confines de lo escabroso y la grandilocuente fotografía paisajística de ¡Nop! lo comprueba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.