Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Las 25 mejores películas de 2021

Escrito el 19 enero, 2022 @bmo985

2021 comenzó con la promesa doble: una vacuna contra la COVID-19 y el regreso a las salas de cine. Cannes, el festival más importante de la industria cinematográfica, hizo su triunfante regreso en el verano. A lo largo del mundo, las salas de cine lentamente abrieron sus puertas después del inicio en falso que representara el estreno desdichado de Tenet de Christopher Nolan un año atrás. ¿Qué nos dejó este año de falsa seguridad, que comenzó con la vacunación masiva en todo el orbe y que termina con una oleada abrumadora de casos de COVID-19 y con media Europa en cuarentena?

En primer lugar, nos deja el aprendizaje que la emergencia sanitaria no se terminará pronto. En segundo lugar – y el motivo por el que escribimos estas líneas – es que el cine ya no podrá detenerse. Ya sea por las pruebas masivas realizadas en eventos como el Festival de Cannes, por los equipos dedicados en cada producción (sea de televisión o de cine) a seguir los protocolos de seguridad sanitaria, o por los festivales de cine virtuales en que las videollamadas y los avatares permiten compartir el amor por el cine, por todo ello, la industria cinematográfica, los artistas que la componen y los fanáticos – entre quienes nos contamos – ya no volverán a sentirse desamparados como en 2020.

Este año finalmente vimos el estreno de cintas anheladas como The Last Duel, West Side Story, Annette, The French Dispatch, Eternals, F9, The Green Knight, Last Night in Soho, No Time To Die y Dune, entre otras. En algunos casos, las plataformas dominantes de streaming, como Disney+ y HBOMax, ensayaron formatos híbridos de estreno en los que las películas se hicieron disponibles en línea y en salas comerciales con distintos grados de éxito. En ocasiones, se culpó a esta estrategia del relativo fracaso de cintas como In the Heights, The Matrix Resurrections o Black Widow, aunque vimos a cintas como Passing, Luca, tick tick… BOOM! y The Lost Daughter triunfar con las audiencias y la crítica ante su estreno exclusivo en línea.

Al respecto, parecen asentarse ciertos patrones, como que HBOMax y Warner Bros. sopesarán sus posibilidades caso por caso, después de afrontar la furia de Christopher Nolan y Denis Villeneuve por su controvertida decisión de comenzar el año con estrenos en streaming. Disney+, por su cuenta, ha establecido un precedente alarmante, relegando a los estrenos de su subsidiaria Pixar exclusivamente en línea y en cambio estrenando cintas propias como Encanto en las salas de cine. Netflix, por su parte, está satisfecho con estrenar sus películas más notables – es decir, aquellas que competirán por premios de la Academia – en cines por un tiempo limitadísimo, confiando en el creciente tamaño de su biblioteca de contenido original para atraer subscriptores.

El 2021 trajo al fin, y casi 60 años después de su concepción, la fiebre de Dune a las masas, pero cuando pensamos que sería el blockbuster del año, llegó Spider-Man: Far From Home, la tercera entrega de Sony/Marvel que triplicó su número de hombres arácnidos en pantalla y destruyó a su competencia en la taquilla, eclipsando los otros estrenos del conglomerado Disney, West Side Story de Steven Spielberg y Nightmare Alley de Guillermo del Toro. Estos fracasos sonaron las alarmas en Hollywood, no solo por la caída tan estrepitosa de un otrora titán de la taquilla como Spielberg, sino porque quedó claro que ambos proyectos que Fox tenía contemplados antes de su adquisición por la firma del ratón orejón fueron aparentemente saboteados por esta.

2021 terminó así con los nombres establecidos de la industria en zozobra, con la consolidación de los grandes conglomerados de contenido y con el estreno más exitoso desde 2019.

En Palomita de maíz celebramos al cine en todas sus formas y por ello hemos convocado a nuestros colaboradores para participar en un sondeo sobre nuestras 25 películas favoritas del año. El resultado demuestra una diversidad de gustos que nos recuerda que todos son bienvenidos en la gran casa del cine. Esperamos que lo disfruten.

 

25. Last Night in Soho

Dir. Edgar Wright

Una diatriba en contra de la nostalgia disfrazada de película de terror y misterio. Una mirada al fabuloso Londres de los Swinging Sixties. Last Night in Soho del británico Edgar Wright fue todo esto y más. Después de la dinámica Baby Driver y abandonando definitivamente el cine de comedia que lo encumbró durante la década de 2000, Wright filmó este homenaje contradictorio al giallo italiano y la inocencia de la juventud.

De la mano de Thomasin McKenzie (JoJo Rabbit) y la It Girl del momento, Anya Taylor Joy (Gambito de dama), en un casting que explota al máximo el carismo y star power de esta última, Wright cuenta la historia de Ellie (McKenzie), una chica tímida que llega a estudiar moda a Londres. A través de las visiones de la vida de Sandie (Taylor Joy), una cantante ambiciosa en su misma situación, pero 60 años antes, Ellie se da cuenta de que el pasado con el que está obsesionada no fue necesariamente mejor. Jugando entre el musical, el misterio y el terror psicológico, Wright articula un relato entretenido sobre los peligros de la nostalgia, aprovechando la ocasión para desplegar su intrincado estilo visual. – J. Alejandro Becerra

 

24. Summer of Soul (…Or, When the Revolution Could Not Be Televised)

Dir. Ahmir “Questlove” Thompson

La música tiene un poder y una capacidad significativa para unirnos, y pocas veces esto se muestra tan a la perfección como en el documental Summer of Soul (…Or, When the Revolution Could Not Be Televised). El virtuoso debut como director del músico Questlove, trae al presente una memoria olvidada del pueblo estadounidense, el Festival Cultural de Harlem en 1969, el cual no es tan recordado porque, además de ser protagonizado por músicos afroamericanos, ocurrió el mismo año que el mucho más publicitado Festival de Woodstock. El documental, con una maestría extraordinaria de edición, recopila videos de archivos de aquel momento histórico, mientras diversos músicos reconocidos como Stevie Wonder, Mahalia Jackson y Nina Simone, y otros no tan conocidos, brindaron presentaciones eléctricas y simbólicas a un público Negro que estaba afrontando un momento devastador con el imperante racismo que dominaba el país.

Especialmente el discurso de la cantante Nina Simone sigue resonando con potencia hasta hoy, hablando sobre la desigualdad y el poco acceso de oportunidades para las minorías para el clásico “salir adelante” que a muchos les gusta decir. La energía que se condensa en estos 117 minutos se puede sentir, porque más allá de estar repleto de talentos musicales, son las emociones de los entrevistados, de aquellos que estuvieron en aquel momento y hoy son mayores, sobre lo impactante y simbólico que fue para ellos ver una multitud de personas con las que compartían mucho más que un color de piel. Fue el recordatorio del poder que su voz tenía y sigue teniendo, y esas emociones se transmiten a través de la pantalla directo al espectador. – Cesar Guedez

 

23. Shiva Baby

Dir. Emma Seligman

Muchas veces la comedia cae en lo inverosímil y lo convencional. No obstante, Shiva Baby, el debut de la directora Emma Seligman (inspirada en su propio cortometraje de 2018), además de retratar a la comunidad judía en su aspecto social, enfatiza con ironía las visiones conservadoras de la misma en torno a la sexualidad, la soltería y la inestabilidad laboral.

Seligman entrega una de las óperas primas más frescas, divertidas e inteligentes estrenadas en 2021, ejecutando con precisión la peripecia de Danielle (Rachel Sennott) durante su permanencia en el citado Shiva, donde se encuentra con unos padres incómodos, su exnovia Maya (Molly Gordon), y Max (Danny Deferrari), su sugar daddy que resulta un hombre de familia. La película es una tensa, incómoda e incisiva comedia negra en la que el caos es el detonante y el rey de los inesperados acontecimientos del relato. – Mariana Fernández

 

22. Bergman Island

Dir. Mia Hansen-Løve

Mia Hansen-Løve tiene la facilidad de provocar emociones fuertes con la sinceridad de sus historias y la cotidianidad de su escenario. No hay ni una sola película de su filmografía que no haya provocado sensaciones apasionadas en mí, y es quizá Bergman Island la que me ha dejado mayores reflexiones y lágrimas de entendimiento una vez que los créditos comenzaron a rodar. Dividida en dos historias entrelazadas entre sí, la historia principal presenta a la cineasta Chris (Vicky Krieps) batallando por escribir su más reciente película mientras que su pareja (Tim Roth) está en la gloria creativa.

Después de pasar algunos días en la isla que se volvió sinónima de su héroe cinematográfico, Ingmar Bergman, Chris parece encontrar la idea perfecta en la historia de Amy (Mia Wasikowska) y Joseph (Anders Danielsen Lie), unos examantes que reinician su amorío en la isla cuando se reencuentran para la boda de una amiga. Mitad ficción, mitad realidad, Bergman Island se vuelve meta cuando recordamos que la cineasta tuvo una relación similar a la que plasma en pantalla. Esta película tiene algo digno de reflexión para aquellos artistas que buscan desesperadamente la chispa creativa o para aquellas almas que fueron marcadas por un amor especial, o en este caso, una combinación de ambos escenarios. – Alessandra Rangel

 

21. tick, tick… BOOM!

Dir. Lin-Manuel Miranda

Lin-Manuel Miranda sonó muchas veces durante 2021 al ser el letrista de películas musicales populares como In the Heights, Vivo y Encanto. Este mismo año, el actor y compositor se lanzó a dirigir tick, tick… BOOM!, un musical basado en la obra semiautobiográfica de Jonathan Larson, una de las figuras más emblemáticas de Broadway, y creador de Rent. La mano de Miranda es competente durante varias secuencias clave donde la realidad es rota por la imaginación de Larson, haciéndonos partícipes de su proceso creativo. Aún si la dirección del talentoso Miranda sea una destreza que mejorará con el tiempo, su mayor hazaña se encuentra en la interpretación de Andrew Garfield como Jonathan.

Garfield eleva la cinta con un personaje que, consciente de su mortalidad, quiere hacer una obra inteligente que cambie la industria de los musicales. Cuando el guion y los números se extienden, es Garfield quien retira el velo del ego de Jonathan y es en sus ojos donde vemos un cambio de perspectiva. No tiene que escribir el Star Wars o El Señor de los Anillos de los musicales, puede simplemente escribir sobre lo que conoce. Con pasión inmensa, Andrew Garfield interpreta a un hombre que cambió el teatro al escribir sobre las dificultades de las personas que amaba, las presiones que vivieron al adentrarse a la adultez, y la ansiedad de sus amigos LGBT bajo la sombra de la pandemia del VIH. – Carlos Yaya

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.