La camarista: buen cine hecho en México

En dónde la puedes ver: cines

Directora: Lila Avilés

Actores: Gabriela Cartol, Agustina Quinci, Teresa Sánchez.

País: México

Duración: 102 minutos

Palomómetro:  

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt8331988

 

Evelina (Gabriela Cartol), o Eve como prefiere que le llamen, es una joven que se dedica a limpiar las habitaciones de un hotel en la Ciudad de México. Es una camarista que se esfuerza en sobresalir en su trabajo. A lo largo de la película seguimos a una mujer que lucha por reconocimiento además de tiempo para cultivar su vida personal.

A simple vista, La camarista es una historia sencilla que relata el día a día de una persona común y corriente, pero si logramos meternos en la historia y el personaje, descubriremos que Eve, como todos nosotros, tiene sueños e ilusiones que la motivan a procurar su trabajo.

Gabriela Cartol, a través de un guion y dirección de Lila Avilés, logra provocar empatía con el público al mostrarnos un personaje meramente humano. Retrata un oficio que a veces parece invisible para los privilegiados, y común para los que no lo son. Su vida es como la de todos, con preocupaciones de dinero, familia y trabajo. Ella busca ser la mejor para poder obtener un aumento y así estar presente en la vida de su hijo.

Lila Avilés hace un excelente trabajo al explicar las aflicciones de Eve con pocas palabras y escenas sencillas, pero poderosas. No necesitó mostrarnos a su protagonista en un escenario diferente para entender la importante presencia de su vida familiar en el trabajo. Hay ocasiones en las que las escenas se sienten largas, lo que repercute en la longitud total de la película; fuera de eso crea una atmósfera real para acompañar su relato. La paleta de colores pinta la locación, como cualquier hotel, impersonal y extraño, pretendiendo ser inmaculado, y lo contrasta con el gris de una ciudad como la capital mexicana, en perpetua contingencia.

Los personajes que acompañan a Eve en su rutina se sienten conocidos, desde los clientes acomodados que sienten que merecen más de la cuenta, hasta los compañeros de trabajo, que buscan distracciones para escapar del aburrido trabajo.

Agustina Quinci como Romi, entabla una relación con el de Cartol a partir de su bebé. Quinci nos convence rápidamente en su nivel de vida adinerado. Su personaje necesita de alguien para obtener un momento para sí misma, y lo logra gracias a Eve. Otra que requiere de la protagonista para beneficiarse es Miriam, apodada Minitoy. Teresa Sánchez se apropia de este personaje extrovertido, quien encanta tanto a Evelina como a la audiencia con sus bromas y trato familiar.

La camarista es un retrato de la vida llena de altibajos, en su mayoría frustraciones. Nos pone a todos en el mismo nivel, seres humanos que sólo buscan una mejor vida. La cinta incita una introspección para el público sobre la forma en que desarrollamos nuestras propias historias y las similitudes que tenemos con los demás.

 

 

1 Comentarios

Deja un comentario