Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

House of the Dragon 1.05 (recapitulación): We Light the Way

Escrito el 19 septiembre, 2022 @KathiaVC

Disponible en: HBO Max.

Dirección: Clare Kilner.

Guion: Charmaine De Grate. Basado en la novela Fuego y Sangre de George R. R. Martin.

Elenco: Paddy Considine, Matt Smith, Milly Alcock, Emily Carey, Rhys Ifans, Fabien Frankel, Theo Nate, Steve Toussaint, Matthew Needham, Gavin Spokes, Ryan Corr, Eve Best, Rachel Redford, Savannah Steyn, Solly McLeod

Temporada 1, episodio 5.

Palomómetro:

Más información de la serie: https://www.imdb.com/title/tt11198330/

Episodio previo | episodio siguiente 
El siguiente texto contiene spoilers del quinto episodio de House of the Dragon y algunos de la serie Game of Thrones.
Episodio 5, “We Light the Way“, de House of the Dragon. Dir. Clare Kilner. HBO Max. 2022.

Hora de las despedidas

We Light the Way, el quinto episodio de House of the Dragon, significa la mitad de temporada y el momento en que decimos adiós a las actrices Milly Alcock y Emily Carey, quienes interpretan a la princesa Rhaenyra Targaryen y Alicent Hightower en sus edades jóvenes, respectivamente. También es el episodio en el que despedimos de King’s Landing a cierta Mano del Rey y del mundo a personajes que recién conocimos.

Trasladados al Valle de Arryn, conocemos por fin a Rhea Royce (Rachel Redford), la esposa de Daemon Targaryen (Matt Smith). En el poco tiempo que la disfrutamos en pantalla, sabemos que es una acérrima cazadora que se maneja bien en la ausencia de su esposo. Durante una jornada de caza solitaria, Rhea se encuentra con Daemon. Ella sabe que su presencia no significa algo bueno, pero no le teme, incluso lo reta. El príncipe hace que su esposa se caiga de su caballo y quede gravemente lastimada. Daemon está punto de dejarla en el suelo, “sabía que no podías terminar”, le echa en cara ella, él se detiene y se arrodilla para recoger una piedra, dejando el resto a nuestra imaginación. El comentario de Rhea puede interpretarse con el problema de impotencia sexual de Daemon que los espectadores sospechan desde episodios anteriores y que puede ser la razón por la que no consumó su matrimonio.

En la Bahía de Blackwater, la flota real se encamina para Driftwood, el hogar de los Velaryon. El rey Viserys (Paddy Considine) y la princesa Rhaenyra (Milly Alcock) viajan para proponer matrimonio a Laenor Velaryon (Theo Nate). A pesar del poco tiempo que ha pasado desde el episodio anterior, al rey se le ve más pálido y calvo. Al llegar a High Tide son recibidos por Laenor y su hermana, Laena (Savannah Steyn). Corlys (Steve Toussaint) y Rhaenys Velaryon (Eve Best) se reúnen con el rey, la princesa Rhaenys nota el estado de su primo, pero dejando atrás las disputas del pasado, acceden al matrimonio entre las dos casas. El rey les asegura que Rhaenyra seguirá siendo su legítima heredera y por lo tanto, Laenor será su consorte. Les asegura que sus hijos portarán el apellido Velaryon, hasta que el primogénito sea coronado como Targaryen.

En King’s Landing, Alicent (Emily Carey) despide a su padre, Otto Hightower (Rhys Ifans), quien se marcha de la ciudad después de ser destituido como Mano del Rey. Otto sabe que Alicent defendió a Rhaenyra, quien presionó al rey para despedirlo. Alicent le recrimina a su padre la obsesión por convertir a su nieto, Aegon, en rey. Otto la calma diciéndole que al rey ya no le queda mucho tiempo con vida y que, a pesar de que los hombres prometieron respetar su decisión, no aceptarán a una mujer como heredera al trono. Sabiendo que el pueblo preferirá a Aegon como rey, Rhaenyra lo matará para que no tengan otra opción que coronarla a ella.

Las palabras de Otto asustan a Alicent, él lo sabe, y al despedirse la abraza afectuosamente. A medida que los episodios pasan, si bien Otto tiene una agenda con intereses propios, ha demostrado ser la razón por la que el reinado de Viserys ha prosperado. Es un hombre sensato que conoce al pueblo y sabe cómo manejarlo. Las decisiones que Viserys ha tomado sin su aprobación, son las que resultan en fracaso. Claro que casar a Rhaenyra con su medio hermano de dos años parecía una locura considerando la diferencia de edad (y el incesto, por supuesto), pero era la forma de garantizarle la corona a Rhaenyra sin que los vasallos se rebelaran al ver al primogénito varón a su lado.

De regreso en High Tide, Rhaenyra y Laenor dan un paseo por la costa. Los primos se conocían desde el tiempo de los Velaryon en la Fortaleza Roja. Laenor no está convencido y gracias a una analogía de patos y gansos que Rhaenyra se ingenia, aprendemos que es gay. Rhaenyra le asegura que la alianza es para satisfacer a sus padres y al pueblo, pero que por las noches cada uno podrá hacer lo que le plazca.

Considerando la naturalidad con la que Rhaenyra se lo plantea, la orientación sexual de Laenor no parece ser un secreto en la familia. También en una charla marital, Rhaenys le confiesa a Corlys que teme por la seguridad de su hijo y la dificultad de que la gente acepte a una mujer como reina de la misma forma que favorecieron a Viserys a pesar de que ella era mayor. Como típico padre conservador y homofóbico, Corlys supone que, al estar con una mujer, Laenor olvidará sus “preferencias” y le promete que él se encargará de que  Rhaenyra conserve la sucesión. Por su parte, Laenor le da la notica a su pareja, Joffrey Lonmouth (Solly McLeod).

De camino a King’s Landing, Criston Cole (Fabien Frankel) le confiesa su amor a la princesa y le propone huir a Essos. Rhaenyra no acepta, pero le dice que aún puede seguir como están. Criston queda destrozado por su respuesta, se siente culpable de haber fallado a sus votos de celibato, además de que creía que el honor regresaría a él cuando se casara con ella. Aún afligida por la partida de su padre, Alicent se encuentra con Larys (Matthew Needham), uno de los hijos de la nueva Mano del Rey, Lyonel Strong (Gavin Spokes). Las intenciones del hombre son inciertas, pero él le asegura a la reina que es su aliado.

Al expresarle su preocupación por la salud de la princesa, Alicent no entiende a qué se refiere y él le habla sobre el té que Rhaenyra recibió por órdenes del rey después del escándalo con Daemon. Alicent sabe a qué tipo de té se refiere, entiende que Rhaenyra le mintió y que su padre fue echado de la corte por eso. Cuando el rey regresa, no sale a recibirlo y desde lejos ve cómo se desploma al bajar de su carroza. En su lugar, llama a Criston Cole para cuestionarle sobre lo que pasó entre Rhaenyra y Daemon. Él termina por confesarle lo que pasó entre él y la princesa. Un gesto que puede traducirse como despecho, arrepentimiento o ambos, pero que deja a Alicent aún más desconcertada y dolida.

La situación del rey empeoró en el mar y los métodos que los maestres usan en él funcionan cada vez menos. Manda a llamar a la reina, pero Lyonel Strong lo convence de beber algo para dormir. En el limbo del sueño, Viserys lamenta haber sido un rey sin logros relevantes en su nombre. Su Mano es incapaz de decirle lo contrario, pero Viserys lo entiende.

Episodio 5, “We Light the Way“, de House of the Dragon. Dir. Clare Kilner. HBO Max. 2022.

Se declara la guerra

En vísperas de celebrarse la boda, el rey ofrece un banquete de bienvenida para agasajar a sus invitados. Sentado al lado de Rhaenyra, reciben a las familias presentes. Las personas celebran la unión entre Rhaenyra y Laenor y la pareja demuestra estar feliz con el enlace. La reina Alicent no está, pero su ausencia es distraída por la llegada de Daemon (algo que solo puede significar caos).

Para evitar crear un alboroto, Viserys accede a que Daemon se siente en la mesa real. El rey se pone de pie y comienza a hablar sobre la unión de las dos familias, pero su discurso es interrumpido por la entrada de Alicent vistiendo de verde y llamando la atención de todos. Larys Strong le comenta a su hermano, Harwin (Ryan Corr, a quien cada vez lo vemos más en presencia de Rhaenyra), que la ciudad de Oldtown (hogar de los Hightower) se ilumina de verde cuando convoca a sus abanderados a la guerra. Larys sabe a qué se debe esto después de su conversación con Alicent. Al llegar a su asiento, Alicent se refiere a Rhaenyra como “hijastra” y ya no como su amiga. La enemistad se ha declarado.

Los futuros esposos disfrutan del baile, pero no todas las miradas puestas en ellos son cordiales. Hay celos y rencor en el ambiente, y como ya saben, las bodas en Westeros suelen terminar en tragedia.

Un primo de Rhea culpa a Daemon de su muerte y Laena coquetea con el Príncipe Canalla. Para preocupación de los tres padres, Daemon se acerca a Rhaenyra en la pista de baile a cuestionarle sobre su matrimonio, Rhaenyra lo reta a casarse con ella y él la besa. Mientras, Corlys y Rhaenys se dan cuenta de que Laenor es cariñoso con Joffrey. Para terminar de aderezar el asunto, Joffrey se acerca a Criston para decirle que sabe de su relación con Rhaenyra porque él mantiene una similar con Laenor. Minutos después y sumido en su resentimiento, Criston ataca a Joffrey, provocando un alboroto. Rhaenyra busca a su prometido desesperadamente, pero Harwin la rescata.

Cuando por fin se diluye la multitud, nos damos cuenta que Criston le ha destruido el cráneo a Joffrey, Laenor no puede contenerse y llora por su amado en frente de todos. Para evitar otras habladurías, la boda se adelanta y es celebrada en privado, mientras Laenor vive su duelo y Rhaenyra lo ve con compasión. En lo incierto de su destino, Criston está a punto de suicidarse, pero Alicent lo detiene. En la ceremonia, el rey se desploma de nuevo.

Episodio 5, “We Light the Way”, de House of the Dragon. Dir. Clare Kilner. HBO Max. 2022.

Pensamientos generales:

Rhaenys y Corlys genuinamente me parecen la mejor pareja de esta serie. Son comunicativos, hay apoyo mutuo, se aman, no hay disparidad en la dinámica de poderes y no son familia de sangre.

A pesar de que este fue el episodio con más interacción entre ellos, desde el momento en que Harwin fue el único que sonrió cuando Rhaenyra regresó bañada de sangre al campamento en el episodio tres, yo ya celebro cualquier cosa que pueda ocurrir entre los dos.

Durante la recapitulación de la semana pasada comenté sobre lo positivo que me resultó que una mujer, Clare Kilner, dirigiera sus escenas sexuales controversiales. Ahora me alegro de que haya regresado para dirigir este episodio y nos ahorrara de ver el brutal feminicidio de Rhea. La diferencia es clara cuando lo comparamos con la muerte de Aemma (Sian Brooke) del primer episodio.

¿Pueden los fans de Daemon dejar de llamarlo un “personaje gris”? No me malinterpreten, hasta ahora es de mis favoritos y me encanta no saber qué esperarme de él. Pero no es un personaje gris, es malo a secas. Otto puede ser un personaje gris, Corlys también e incluso Rhaenyra, pero Daemon no.

Me pregunto cómo manejarán la salud del rey, tomando en cuenta que la situación en la que lo dejamos en este episodio es grave y que el salto de tiempo con el siguiente será el más grande hasta ahora.

Cuatro dragones y sus jinetes han sido presentados: Caraxes de Daemon, Syrax de Rhaenyra, Seasmoke de Laenor y Vhagar de Laena.

El traje de Rhaenys en High Tide es increíble. Amo cada segundo en pantalla con ella, necesito más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.