FINDE – 17 a 19 de junio

Escrito el 22 junio, 2022

Cada semana, los colaboradores de Palomita de maíz responden la pregunta: entre series y películas, ¿qué viste el pasado fin de semana?

 

Carlos Ruiz

Cha Cha Real Smooth

A diferencia de su ópera prima, Primer año de universidad (Shithouse), Cooper Raiff pierde el balance en la presentación de sus personajes, poniendo demasiado énfasis en Alex (interpretado por Raiff), de manera que la película se siente como un tributo a sí mismo. En ciertos momentos, este filme se siente como ese meme del Hombre Araña sentado en un escritorio con una foto de sí mismo como único adorno en la pared; una clase de egocentrismo que se decidía en su ópera prima con la implementación de dos personajes principales. El tener a Alex como el punto central del filme es un problema que descarrila la película en varias ocasiones, pero no por eso deja de ser un melodrama efectivo. Ayuda mucho la manera en que la película se enfoca en la gente alrededor, en especial la relación que tiene con Domino (Dakota Johnson) y su hija, Lola (Vanessa Burghardt). A diferencia de Primer año de universidad, donde la relación entre los personajes se establecía y crecía naturalmente por medio de diálogos, en Cha Cha Real Smooth las conversaciones se sienten poco naturales, demostrando la flaqueza de su guion.

Sin embargo, Raiff demuestra una mejoría en su estilo directorial que le agrega un poco más de fervor al filme lo que, aunado con su carisma actoral, logra superar los aspectos negativos. Esta es una película difícil de odiar. Tal vez sea molesta en momentos y no tan buena como su película anterior, pero es tan honesta con su naturaleza que es difícil reprocharla. De hecho, estoy seguro de que muchos podrían tomarle más cariño que el que yo le he dado.

Disponible en Apple TV+.

 

Pesadilla en la calle del infierno 2: La venganza de Freddy

Jesse (Mark Patton) empieza a tener pesadillas sobre un hombre que quiere poseer su cuerpo. ¿Su nombre? Freddy Krueger (Robert Englund). Con esta premisa empieza una de las secuelas de terror más infames de la historia, un filme inferior a su predecesor que tiene un lugar especial ante mis ojos. En su momento, la traté como un mal chiste. Sin un verdadero conocimiento sobre la película, encontré las referencias poco sutiles a actitudes homosexuales como un gran chiste. La consideraba una de esas cintas ‘tan malas que son buenas.’

Hoy reconozco esta secuela de terror como un diamante en bruto. No llega al mismo nivel que la película de Wes Craven, ¿pero qué secuela lo hace? Al menos esta es disfrutable y entretenida una vez que se mira al subtexto homosexual del filme como el verdadero texto de la película. Ver a Jesse batallar contra Freddy Krueger y con su incoherente insistencia por poseer el cuerpo del joven adulto se convierte en un gran juego entre gato y ratón, con el protagonista batallando con estos impulsos sexuales. Además, es un buen intento por crear una narrativa con una perspectiva queer a mediados de los 80. Lo mejor de todo es lo poco que esconden esto, mostrando mayor valía que otras películas contemporáneas de consumo general en cuanto a representación homosexual en pantalla. Tanto en estética como en representación, Pesadilla en la calle del infierno 2: La venganza de Freddy estuvo adelantada a su tiempo (eso sí, no deja de ser una secuela de terror, así que su disfrute dependerá de qué tanto les guste el género slasher).

Disponible en HBO Max.

 

Cesar Guedez

Cha Cha Real Smooth

Ganadora en el Festival de Sundance de este año del mismo premio que la oscarizada CODA obtuvo en 2021, Cha Cha Real Smooth tiene claro qué tipo de comedia romántica quiere ser: una cargada de humor incómodo, honestidad en las neurosis de sus personajes y melancolía sobre lo que nos gustaría cambiar para que la vida fuera como quisieramos. Aunque en su mayor parte esto funciona, no puedo evitar pensar que Cooper Raiff, director, guionista y protagonista de la película, presenta aquí un ejercicio de condescendencia personal, en el que constantemente da palmadas en la espalda a su personaje por lo buena persona que es. Todo se desencadena cuando Andrew (Raiff) se enamora perdidamente de Domino (Dakota Johnson), quién tiene una hija adolescente en el espectro del autismo llamada Lola (Vanessa Burghardt).

Andrew es simpático, un chico bueno con humor sarcástico que siempre trata de sacar lo mejor de otras personas, aunque no obtenga nada a cambio. A pesar de tener química con Johnson, Raiff nunca puede darle ni a ella, ni a ningún otro personaje secundario, un desarrollo apropiado. En la cinta todos orbitan en torno a Andrew, para bien o para mal. Sus emociones son forzadas y artificiales. Está diseñada para sentir empatía y lástima por las frustraciones de Andrew sin comprender puntos de vista contrarios. Todas las tramas alternas, incluyendo la salud mental de la madre de Andrew, la precoz vida romántica de su hermano menor e incluso la vivencia del autismo de Lola son minimizadas al punto de que podrían dejar de existir y sería la misma película. Raiff es indudablemente mejor actor que director/guionista y no parece darse cuenta de que su personaje, a pesar de tener el protagonismo absoluto, es el menos interesante en la habitación.

Disponible en Apple TV+.

 

Good Luck to You, Leo Grande

Una viuda retirada con dos hijos adultos tiene un encuentro en una habitación de hotel con un trabajador sexual. El objetivo de esta mujer llamada Nancy (Emma Thompson) parece obvio en la superficie: tener relaciones sexuales después de un largo tiempo de abstinencia y represión. Sin embargo, lo que hace de la película de la directora Sophie Hyde algo más complejo y sensible es la honestidad que transcurre en esta habitación, con dos seres humanos que sacan a relucir lo vulnerables, inseguros, acomplejados y estancados que se sienten en su vida.

Good Luck to You, Leo Grande es una cinta que, con solo dos personajes en casi toda su duración, se las arregla para captar la atención del espectador gracias a un guion firme que evoluciona progresivamente y que se atreve a hablar con honestidad sobre la sexualidad femenina, el rol de la mujer como esposa y madre, los juicios que existen respecto a la libertad sexual y las ataduras morales que nos privan de la felicidad.

Daryl McCormack, interpretando al trabajador sexual apodado Leo Grande, es cautivador, pero es Emma Thompson quien deja la impresión perdurable. Una actriz veterana que por su legado no tiene nada que demostrar, aun así, ofrece una de las mejores actuaciones en lo que llevamos de año, al no temer exponer las facetas incómodas de Nancy, una mujer que ha vivido por y para otros, en lugar de para sí misma. Con torpezas, tensión sexual frustrada y momentos hilarantes por su ironía, Good Luck to You, Leo Grande es en una experiencia disfrutable, encantadora y eventualmente catártica, en la que los dos personajes aprenderán cosas del otro y reevaluarán su presente.

Disponible en Hulu.

 

Pleasure

Siempre resulta intrigante cuando un debut cinematográfico da mucho de qué hablar. La directora Ninja Thyberg recibió atención en el Festival de Sundance de 2021 por su película Pleasure, pero no fue producto del morbo o el shock. Sin duda esta es una cinta chocante, visceral y a veces insoportable de ver por su manejo tan honesto y crudo sobre el mundo de la pornografía desde los ojos de una mujer. Sin embargo, la directora no explota ni banaliza estos temas, ni mucho menos, tampoco es obvia o condescendiente sobre lo que denuncia. La mayor virtud de la película, además de la actuación valerosa de Sofia Kappel, es la observación que hace al patriarcado y al consumo de la mujer como un objeto de deseo, contemplando las diversas formas de opresión y degradación que hay en la industria millonaria del porno.

Thyberg contrató incluso a varios actores y actrices pornográficos para hacer roles secundarios en su película y ha mencionado que la crítica y observación no va dirigida a los actores en sí, sino a la industria en general, así como a los hombres con poder que se aprovechan de la inocencia y las expectativas poco realistas que ellos mismos venden. Aunque Pleasure se desarrolla en el mundo del porno, sus situaciones son generalizables, incluyendo la competitividad entre las mujeres, la rivalidad que los hombres al mando crean entre ellas y el quiebre de la sororidad. Lo que vemos aquí es un ejercicio cautivador que redefine el concepto del “placer” e indaga en las facetas más oscuras de un mundo sucio y corrompido.

Disponible en MUBI.

 

Juan Andrés Rodríguez

LOVE

Gaspar Noé es sin duda un nombre provocativo y polémico para los cinéfilos. Sus películas generan morbo e incomodidad, por lo que tenía que darle una oportunidad. Esta finalmente se dio con un cineclub, algo que considero pertinente mencionar porque influyó en mi recepción de la película. LOVE se centra en Murphy (Karl Glusman), un joven estadounidense que vive en París, quien, en medio de una mañana rutinaria, recibe una llamada que lo lleva a recordar su relación con Electra (Aomi Muyock), una mujer francesa de carácter fuerte, pero inestable. Su historia está marcada por la pasión sexual y emocional; es intensa, desenfrenada y hay una inevitable sensación de que la tragedia espera al final del recorrido.

Con una fotografía centrada en planos medios, colores rojos intensos y una banda sonora simple, pero cautivante son puntos destacables de la película; sin embargo, lo que la ha destacado desde su premiere en el Festival de Cannes 2015 son las secuencias reales (y explícitas) de relaciones sexuales, las cuales pueden ser abrumadoras (yo me sentí absorto y entumecido). Si la hubiera visto solo no estoy seguro de haberla terminado, pero tenía curiosidad por la opinión de los otros asistentes, quiénes me recordaron lo primordial que es compartir el cine.

LOVE resuena según las etapas de la vida, dependiendo del momento en que se vea, pues, así como puede generar morbo, también puede destruir emocionalmente. Es una película que recomiendo, aunque no sé cómo me siento con la sugerencia de verla en compañía (pero no de sus padres) para después tener una interesante conversación.

Disponible en VOD.

 

J. Alejandro Becerra

Victor Victoria

Este musical de 1982, escrito y dirigido por Blake Edwards (Breakfast at Tiffany’s) y protagonizado por su esposa, la legendaria Julie Andrews, cuenta las penurias de una soprano desempleada en París, cuya audición fallida la lleva a conocer a un encantador e irrefrenable cantante gay, quien la convence de que el camino más rápido a la cima del estrellato es hacerse pasar por un hombre que imita mujeres.

Victor Victoria tiene un registro más cercano a la comedia slapstick que Tootsie, la otra cinta de 1982 sobre hacerse pasar por una persona del sexo opuesto. Sin embargo, resulta curioso que, al contrario del filme estelarizado por Dustin Hoffman, Victor Victoria contiene escenas más reflexivas sobre la condición social de la mujer, así como un mensaje positivo sobre la aceptación del estilo de vida gay. Conducida por una Andrews, espléndida en su madurez y resplandeciente de belleza en secuencias musicales como “Le Hot Jazz” y de encanto en “Shady Dame From Seville”, Victor Victoria es una postal desde una época en que Hollywood comenzaba a demostrar cierta apertura, aunque fuera cómica, hacia temas sociales del momento. Sin embargo, lo mejor que se puede decir al respecto es que, al igual que Tootsie, su ingenio cómico se mantiene más de 40 años después de su estreno.

Disponible en VOD y en HBO GO en algunas regiones.

 

Wrath of Man

Guy Ritchie, aquel estilista visual que revivió la comedia criminal inglesa a finales de la década de 1990 con películas tan violentas y divertidas como Snatch (2000), Rock’N’Rolla (2008) y Lock Stock And Two Smoking Barrels (1998), regresa a sus orígenes, con este thriller criminal, que en la mejor tradición de Heat (Michael Mann, 1995), es brutal, inmisericorde y tan fría como su personaje central, un excelso Jason Statham.

Este último interpreta a un empleado misterioso de una compañía de traslado de valores que parece guardar más de un secreto. Al mismo tiempo, Ritchie narra la carrera criminal de un grupo de exmilitares que están más que dispuestos a tomar lo que ellos creen que la sociedad les debe. Un misterio central (¿qué oculta Statham, aquí refrenado en sus acrobacias como nunca?) da pie a historias de venganza, traición y tragedia cuya resolución deja un rastro sangriento a lo largo de la ciudad de Los Ángeles.

Ritchie demuestra otra faceta y un temperamento helado que construye líneas narrativas, una encima de otra, que llevan a una conclusión espectacular que aprovecha al máximo la capacidad de Statham de interpretar a tipos silenciosos, pero mortales.

Disponible en Prime Video.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.