Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

FINDE – 10 a 12 de junio

Escrito el 15 junio, 2022

Cada semana, los colaboradores de Palomita de maíz responden la pregunta: entre series y películas, ¿qué viste el pasado fin de semana?

 

Alessandra Rangel

Mythic Quest

Mi deseo de ver algo ligero de 30 minutos me llevó inesperadamente a Mythic Quest, una serie de Apple TV+ que ya está en su segunda temporada (en espera del lanzamiento de la tercera). Después de casi devorar ambas temporadas – efectivamente abandonando mis responsabilidades –, mi único lamento es que no la haya visto antes.

De los creadores de It’s Always Sunny in Philadelphia (Charlie Day y Rob McElhenney son cocreadores y coescritores), la serie sigue a los empleados y creativos de la empresa detrás del videojuego que da nombre a la serie. Las relaciones interpersonales de este grupo están marcadas por peleas insignificantes, juegos de poder e inseguridades, todas caracterizadas por un humor ácido y sarcástico.

Es difícil escoger a un personaje favorito, pero entre mis predilectos están David (David Hornsby), el productor ejecutivo inseguro que siempre está entre la espada y la pared, Brad (Danny Pudi), el líder de monetización, o Jo (Jessie Ennis), la asistente intensa que tiene problemas de actitud. Ligera, con momentos que invitan a la carcajada y un desarrollo peculiar de cada personaje, esta serie tiene la promesa de volverse la sensación (el único pero es que parece ser muy nicho y casi nadie la ha visto).

Disponible en Apple TV+.

 

J. Alejandro Becerra

Milagro en Milán

Algunos elementos del realismo mágico caracterizan a este largometraje de Vittorio De Sica, el cual cuenta la historia de una comunidad que clandestinamente se establece en un páramo desierto, del que pronto serán desalojados por el rollizo magnate que acaba de comprar la propiedad. De Sica, cronista de la pobreza italiana de la posguerra, cuyas obras maestras Umberto D. y El ladrón de bicicletas forman parte del canon del neorrealismo italiano, recupera algo de la magia del clasicismo hollywoodense para filmar este cuento de solidaridad paupérrima en la otrora capital de la moda itálica. Podríamos decir que es como la respuesta esperanzadora de De Sica a La Huelga, la magna tragedia obrera de Serguéi Eisenstein.

Disponible en Prime Video.

 

Everything Everywhere All At Once

La sensación de boca en boca surgida del festival SXSW 2022 al fin llegó a México y tuve la oportunidad de verla en la pantalla grande para poder declarar, objetiva y llanamente, que no es para tanto. Colectivamente necesitamos bajarle de crema a nuestros tacos metafóricos. Un pastiche de narrativas disímbolas que, si fuera una hogaza de pan diría que le falta tiempo en el horno, Everything Everywhere All At Once trata de abarcar mucho terreno a lo largo de sus 140 minutos de duración, tal vez demasiado para su propio bien.

Encerrada en un gris edificio gubernamental, rodeada de personajes de torpeza innecesaria, repleta de bromas que arrancan poco más que una sonrisa y poblada de secuencias de acción que, por su número y extensión carecen de cualquier carácter memorable, la cinta de los Daniels (Dan Kwan y Daniel Scheinert) trata de hacer un homenaje al género de acción cultivado por la industria cinematográfica de Hong Kong, así como a su lado romántico, a la vez que retoma la noción de la existencia un multiverso, todo lo cual nos recuerda que todo esto ya se hizo alguna vez de forma casi impecable (The Matrix). Asimismo, la película protagonizada por la legendaria Michelle Yeoh, se esfuerza por culminar una y otra y otra y otra vez.

El dueto de directores ya había demostrado este problema en Swiss Army Man, todo para llegar a un clímax emocional que, tanto en su temática como en su fondo, ya fue hecho de mejor forma este año en Turning Red de Domee Shi. Sin duda hay ideas rescatables y momentos disfrutables, pero su falta de personalidad, la recursividad de sus temas, su inclinación a sobre explicar todo a cuadro y su fascinación consigo misma me hacen reiterar: no era para tanto.

Disponible en cines.

 

Juan Andrés Rodríguez

Tickled

Soy fanático del podcast Armchair Expert, presentado por Dax Shepard y Monica Padman, donde entrevistan a celebridades y expertos en múltiples disciplinas. Fue por este medio que escuché por primera vez de Tickled, un documental dirigido por David Farrier y Dylan Reeve, que aborda la investigación detrás de un video que, traducido al español, se titularía “Durabilidad en cosquilleo competitivo”.

Después de estar aproximadamente un año en mi watchlist, MUBI lo acaba de lanzar en su plataforma, por lo que inmediatamente le di play y puedo confirmar que me voló la cabeza. No quiero profundizar en detalles porque son los giros en la historia lo que destaca de esta película, cada uno más absurdo que el anterior, en el sentido de que es inimaginable lo que se esconde detrás de un video con un título tan ridículo. Lo más sorprendente es que al final todo se encapsula en algo común y cotidiano, que muchos vivimos en el día a día, pero ¿qué es? Para saber la respuesta tendrán que ver la película (y si les gusta van a disfrutar los episodios del podcast Armchaired & Dangerous, presentado por Farrier, disponible en Spotify).

Disponible en MUBI.

 

Barry – Tercera temporada

El domingo finalizó la tercera temporada de Barry, la comedia negra de HBO creada, producida, escrita, dirigida y protagonizada por Bill Hader, que sigue la historia de un asesino a sueldo que busca dejar esa vida para convertirse en actor. Las dos primeras temporadas, estrenadas en 2018 y 2019 respectivamente, fueron aclamadas por la crítica y ganaron varios premios Emmy, entre esos el de mejor actor en una serie de comedia para Hader de forma consecutiva. Todo esto para dimensionar que cuando digo “la tercera temporada es definitivamente la mejor hasta el momento” no es algo a tomar a la ligera.

La espera de tres años valió la pena porque lo que Hader y su equipo lograron es simplemente el pico de la televisión en lo que va del año. Manteniendo un formato semanal y sin promocionales sustanciales sobre lo que ocurriría en el siguiente episodio, Barry mantuvo expectantes a sus fanáticos a medida que descendió en lo que se puede describir como una película terrorífica, pero sin dejar de lado momentos para reír y respirar, hasta llegar a un último episodio que no bajó la tensión.

Este es sin duda uno de los mejores programas que ha creado HBO y espero que pronto más personas lo descubran para que se unan a la conversación sobre la genialidad total de Bill Hader. Si ya son fanáticos y necesitan superar el final de la temporada, The Prestige TV Podcast tiene entrevistas con Hader donde profundiza en la realización de cada episodio.

Disponible en HBO Max.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.