Euphoria 2.01 (recapitulación): Trying to Get to Heaven Before They Close the Door

Escrito el 11 enero, 2022 @BadLuckCharls

Disponible en:

Temporada: 2

Episodio: 1

Palomómetro:

Euphoria
Trying to Get to Heaven Before They Close the Door, primer episodio de la segunda temporada de Euphoria. 2021. HBO Max.

Un año después del estreno de los especiales Trouble Don’t Last Always y Fuck Everyone Who’s Not a Sea Blob, Euphoria regresa para el placer de cientos de espectadores que esperaban con ansias el retorno de la serie que solamente creció en apreciación en su espacio entre temporadas. Entre Zendaya ganando un Emmy por Mejor actriz principal y la notoriedad que la serie obtuvo en plena cuarentena, las expectativas no pudieron ser más altas.

El final de la temporada pasada dejó muchas preguntas, y los especiales, enfocados en Rue (Zendaya) y Jules (Hunter Schafer), solo respondieron algunas de ellas. Muchos se preguntaban por Fez (Angus Cloud) después del cliffhanger con el que terminó su trama, por Maddy (Alexa Demie) y lo que haría ahora que tenía un video que mostraba a Cal Jacobs (Eric Dane) teniendo relaciones homosexuales. Muchos se preocupaban por qué clase de actos realizaría Nate (Jacob Elordi) en esta nueva temporada y otros querían saber si Lexi (Maude Apatow) iba a tener algo qué hacer después de ser solamente la ‘buena amiga’ por ocho episodios seguidos. El primer episodio de la segunda temporada, titulado Trying to Get to Heaven Before They Close the Door, responde algunas de estas preguntas de manera satisfactoria y deja otras en el aire.

Para empezar, Sam Levinson presenta un cold open sobre Fezco, favorito de varios y uno de los pocos personajes que no recibieron un episodio central en la temporada pasada. En esta apertura queda claro lo horrible que fue su infancia. Después de ser abandonado por su padre (quien prefiere pasar el tiempo con strippers con que con su propio hijo), Fez es “adoptado” por su abuela (Kathrine Narducci), traficante de drogas. Durante este flashback se responden varias preguntas sobre Fez, incluyendo ¿por qué vende drogas? (heredó el negocio de su abuela después de que entrara en un coma), ¿cuál es su parentesco con Ash (Javon Alton)? (es un niño que le dieron a su abuela como garantía para un pago por el que nunca regresaron) y ¿por qué parece ser un poco lento? (porque su abuela le golpeó accidentalmente con una palanca).

De esta manera, Euphoria reintroduce a Fez como un personaje más completo, con una dualidad y contradicciones que tanto representan a los personajes de la serie. Fez es alguien a quien, debido a su relación complicada con su abuela, se le dificulta separar su lado laboral (el más oscuro) con su lado personal (el bueno) y, en ocasiones, parece no querer hacerlo. Un ejemplo de esto es su relación con Ash, a quien trata como un hermano menor, pero es a la vez un traficante de drogas y la persona que se encarga de matar a Mouse (Meeko) para resolver el cliffhanger de la temporada pasada. Otro ejemplo es Rue, a quien considera cómo parte de su familia, pero a la vez le ayuda a seguir con su vicio incluso después de entrar y salir del hospital debido a varias sobredosis.

Esta dualidad representa a varios de los personajes que se ven atrapados en ciclos sin fin. Levinson sabe que no hay mejor manera de explorar esto que con una fiesta, un escenario que en Euphoria resulta más caótico que festivo. En este ambiente, Rue se encuentra con Elliot (Dominic Fike), un chico nuevo con el que decide consumir drogas hasta el punto de casi sufrir un paro cardiaco de no ser por el Adderall que él tenía. Siguiendo el final de Rue en Trouble Don’t Last Always y la primera temporada, Rue ha recaído en las drogas a pesar de su propia insistencia en no querer volver a pasar por esto. Ella y otros personajes vuelven a caer en sus malos hábitos.

Cassie (Sydney Sweeney), después de pasar por una relación y experiencias traumáticas, ha recaído en la bebida. Esto la llevó a abandonar el auto de su hermana, terminar en una tienda en medio de la nada y entrar en la camioneta de Nate. En medio de un fervor causado por la adrenalina de conducir a velocidades extremas, la buena apariencia y actitud de Nate, Cassie tiene sexo con él en el baño, solo para que Maddy toque a la puerta (en una situación que parece salida de una comedia de slapstick). Cuando ella se da cuenta de que su ex está adentro, intenta entrar. La cara de terror en Cassie es suficiente para sentirse mal por ella, comprender lo precario de su situación y reírse ante lo ridículo de lo que está sucediendo. Cassie se esconde en la tina del baño durante gran parte del episodio donde espera, aterrada, a que Maddy se vaya para que pueda escapar de su furia.

Así como Cassie termina en una situación sumamente incómoda, Jules, quien lleva toda la fiesta buscando reencontrarse con Rue, encuentra a quien fuera su mejor amiga alrededor de una fogata y en medio de “un viaje”. Un reencuentro que Jules esperaba con todas las ganas del mundo resulta desastroso cuando Rue, quien lleva todo el episodio escondiéndose de ella, le confiesa que volvió a recaer en las drogas la misma noche en que se fue, trayendo a flote la presión que Jules siente respecto a su relación con Rue, explorada en episodios pasados como un peso con el que carga al saber que ella es la razón por la que Rue dejó de drogarse.

Euphoria
Trying to Get to Heaven Before They Close the Door, primer episodio de la segunda temporada de Euphoria. 2021. HBO Max.

Mientras Rue y Jules tienen un reencuentro desastroso, parece que una nueva relación florece entre Lexi y Fez. Su reunión parece un meet-cute de película romántica: en medio de una fiesta, dos personas unidas por sus círculos sociales finalmente se conocen y terminan siendo compatibles entre sí. A pesar de eso, este ship parece ser un arma de doble filo. Por un lado, Lexi necesita validación porque siempre termina hecha a un lado a pesar de apoyar a sus amigos todo el tiempo, y Fez, accidentalmente, se convierte en una de las pocas personas que validan a Lexi por quién es y no por lo que hace, llevando a que ella se fije en él. Por otro lado, hemos hablado de la dualidad de Fez y cómo batalla con mantener los dos lados de su vida ordenados, lo cual solo significa que, en el futuro, si decide continuar con esta posible relación, podría traer problemas a la vida de Lexi.

Un caso como tal se presenta al final del episodio. En la recta final vemos cómo Rue y Jules se reconcilian (Rue se disculpa por lo que dijo y ambas admiten el amor que sienten entre sí), Cassie termina finalmente su relación con McKay (Algee Smith), Maddy decide bailar con Travis (Demetrius “Lil Meech” Flenory Jr.) y disfrutar de su vida post-Nate, y este y Fez tienen una conversación que termina con ambos celebrando juntos el Año Nuevo. No obstante, segundos después, Fez envuelve la plática en un moño rojo al romper una botella de alcohol en la cabeza de Nate y darle una golpiza que, seguramente, más de un espectador lleva pidiendo desde hace tiempo.

En medio de esta violencia, vemos las reacciones de todos. Hay quienes están sorprendidos por lo que sucede, otros que se preocupan por el estado de Nate, y luego está Lexi, quien mira consternada y atemorizada mientras Fez se va de la fiesta, enfocada en el vendedor de drogas hasta que este desaparece de escena. Después de esto, Lexi vuelve a enfocarse en Nate, quién se encuentra ensangrentado y desfallecido en el piso hasta que otros lo cargan afuera.

El episodio termina con Rue, testigo de lo que acaba de suceder entre Fez y Nate, dos personas que abarcan diferentes niveles de importancia para ella (adora a Fez, odia a Nate), reaccionando de la manera que uno esperaría: diciendo “demonios” en una manera tan seca y directa que pareciera la reacción de los espectadores. Ciertamente, demonios.

Así es como se regresa a una serie como Euphoria: con un primer episodio que te mantiene al filo del asiento gracias a las situaciones exageradas en las que sus personajes se encuentran y las resoluciones que tienen. Este episodio establece el principio de arcos nuevos para personajes como Rue, Jules, Maddy, Cassie y Lexi, al igual que demuestra las consecuencias de actos cometidos en la primera temporada gracias a la confrontación Nate-Fez. Espero con ansias ver que más nos encontraremos en las siguientes siete semanas llenas de fervor, caos y, sobre todo, drama adolescente del bueno.

 

Impresiones rápidas:

* Puntos para Sam Levinson y su director de fotografía por haber decidido filmar la temporada en filme. Creo que nunca me había visto tan sorprendido por el uso de neones, colores oscuros y grano cinematográfico en una serie de televisión cómo cuando me di cuenta de que Euphoria los estaba usando.

* Kat (Barbie Ferreira) no hizo mucho en este episodio más que verse feliz a lado de su novio, Ethan (Austin Abrams). Good for her.

* Interesado en ver a dónde llevan a los nuevos personajes (Elliot, Travis, Laurie) introducidos en este episodio y que tanto caos crearán en las dinámicas ya establecidas del programa.

* Euphoria le da batalla a Game of Thrones en cuanto a la cantidad de full frontals que presentan en un episodio. Sin embargo, si GoT se caracterizaba por darle esta posición mayoritariamente a mujeres, Euphoria no deja de mostrar penes.

* Hagan sus apuestas sobre cuál canción o artista popular aparecerá esta temporada. Mi dinero está en que Phoebe Bridgers va a sonar en al menos un episodio.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.