El rey león: otro refrito innecesario de Disney

Escrito el 19 julio, 2019
Por Daniela Díaz

En dónde la puedes ver: cines

Director: Jon Favreau

Actores: Donald Glover, Beyoncé, Chiwetel Ejiofor, James Earl Jones, John Oliver, Seth Rogen, Billy Eichner, JD McCrary, Shahadi Wright Joseph.

País: Estados Unidos.

Duración: 118 minutos

Palomómetro

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt6105098

 

Simba (JD McCrary y Donald Glover) es el heredero de Mufasa (James Earl Jones), el rey de la selva, y tiene que aprender a comportarse como tal. Desafortunadamente, su tío Scar (Chiwetel Ejiofor) interrumpe su preparación al provocar un accidente que lleva a Simba a huir del reino. En esta travesía aprende lo que significa ser un líder.

Todos conocemos la historia de El rey león de Disney, nos sabemos las canciones, y tal vez hasta lloramos con la cinta original. Entonces me pregunto ¿realmente necesitábamos una versión nueva? La respuesta de los ejecutivos de Disney sedientos de dinero es un rotundo ¡sí! Por mi parte, creo que en efecto le hacía falta un refinamiento a la animación de la película de los años 90, pero no de esta manera.

Las imágenes que constituyen este largometraje son de alta calidad y precisión, se nota el trabajo de investigación de cada animal y escenario que se utilizó para crear la animación. Estos visuales casi científicos disminuyen el efecto cómico y aventurero que necesita una película para niños (y adultos). Los elementos visuales son tan fieles a la realidad que bien podríamos poner la televisión en el canal Animal Planet con el audio de la película animada original y no notaríamos la diferencia.

Además del esfuerzo que se hizo por recrear el clásico, Disney reunió a un elenco rimbombante para prestar sus voces a los animales, liderados por dos de las estrellas musicales más aclamadas de la música popular en inglés: Beyoncé y Donald Glover, también conocido como Childish Gambino. Beyoncé como Nala recita sus líneas sin pena ni gloria y destaca de manera obvia en la sección musical. Igualmente, Glover presume sus talentos en la banda sonora y una vez más conquista con su carisma el área del doblaje.

A pesar de que se agradece que mantuvieran la voz del gran James Earl Jones en el papel de Mufasa, esto contribuye a que la decepción sea mayor, pues sólo podemos compararlo con la magia de las caricaturas. Fácilmente pudieron haber inyectado la cinta de fantasía, pero el director Jon Favreau decidió que un largometraje sobre animales que hablan debía ser lo más real posible.

Me cuesta trabajo comprender por qué se le dio la seriedad cinematográfica de un documental a un musical con canciones de Elton John. Esta elección tuvo consecuencias hasta en la forma que los actores se desenvolvieron en la película, tanto realismo le quita emotividad y diversión a la historia.

Ante tal escenario, mi esperanza descansaba en las participaciones cómicas de John Oliver como Zazú, Seth Rogen como Pumba y Billy Eichner como Timón. Todos son encantadores, pero no son destacables. Es probable que el guion sea el culpable, pues ya nos sabíamos los chistes y fuera de sus voces particulares, no ofrecen absolutamente nada nuevo a los personajes.

Tal vez la única razón para ver esta película es para admirar lo que los animadores pueden hacer con la tecnología actual, aunque todos sabemos que lo que realmente queremos es revivir nuestros momentos felices de la infancia. Para esto, mejor ver de nuevo el clásico animado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.