Días de otoño, la melancolía de la invención

Escrito el 28 agosto, 2020 @Kriss_Navarro

La vida no siempre es la fiesta que imaginamos. A veces, basta con una mala jugada del destino para obligarnos a ver la realidad con otros ojos o para inventarnos lo que tanta falta nos hace. En palabras sencillas, esa es la premisa de la película Días de otoño, filmada en 1963 por Roberto Gavaldón, uno de los cineastas más importantes de la Época de Oro del cine mexicano.

Días de otoño es la adaptación del cuento Frustration, escrito por el alemán Bruno Traven, con el guion a cargo de Julio Alejandro y Emilio Carballido. La cinta tiene como protagonistas a Pina Pellicer e Ignacio López Tarso, quienes hicieron equipo con Gavaldón en Macario para otra adaptación de la obra de Traven. La fotografía quedó a cargo de Gabriel Figueroa, el maestro de la cámara. En 1964, el Festival de Mar del Plata Argentina le dio a Pina Pellicer un premio por su actuación en esta cinta, mientras que Gabriel Figueroa se llevó el galardón por fotografía en el Festival de Panamá.

La película es poesía pura. Una oda a la melancolía de la invención, a la magia del ir y venir, a la ensoñación de manera sencilla. Si estuviera filmada a color, tendría una escala de grises capaz de sumergir al espectador en sus fantasías más puras.

Luisa (Pellicer) es la joven que llega a la Ciudad de México para buscar una vida mejor y conseguir el máximo anhelo de su corazón: una familia. Don Albino (López Tarso), el dueño de la pastelería en la que la protagonista labora, comienza a encariñarse con su empleada al darse cuenta de su inocencia y de la pureza de sus deseos.

La chica es soñadora, camina entre nubes que ella crea y se enamora perdidamente del chofer de una familia rica, Carlos (Luis Lomelí), quien la deja plantada en el altar, vestida como una novia de cuento de hadas y enterándose del juego por boca de su esposa. Lejos de quedarse tirada, Luisa levanta la cabeza y empieza a vivir según sus ensoñaciones. “Necesito tanto que me quieran”, expresa como una súplica.

Aquí es donde la melancolía hace su aparición. Ni el cariño de Don Albino ni el apoyo de sus compañeras de la panadería logran que Luisa revele su dolor o su tristeza por el abandono y el engaño. Una mujer melancólica sabe que perdió algo, aunque desconoce qué fue.

Freud separó a la melancolía de la depresión y la acercó al duelo; es decir, a la noción de la pérdida de lo amado, donde los reproches se vuelcan hacia uno mismo y no hacia el otro. En una de las escenas, Luisa escucha a sus compañeras decir que Carlos la tiene muy abandonada.  Ella, llena de coraje, arroja su foto al suelo mientras le reclama: “¿y yo por qué tengo que seguir viviendo contigo? ¡Mal hombre! ¡Desgraciado!”.

Las mentiras comienzan a convertirse en verdades para Luisa, pues mata a su esposo ficticio en un accidente automovilístico para criar sola al hijo de ambos. La protagonista comienza a narrar paseos idílicos con un niño que es todo amor, quizá por la inseguridad y desconfianza que le genera decir la verdad cuando la mentira es tan grande que está a punto de caerle encima.

Don Albino parece descubrirla, aunque asume que la actitud de la mujer que lo tiene enamorado se debe a que los padres de Carlos le han quitado a su hijo, pero Luisa encuentra alivio en la invención de la vida familiar que tanto añoró. Su falsa realidad es creíble y hasta envidiable, pues una de sus compañeras le pide consejo para casarse con su pretendiente.

En junio de 2020, el sitio Sector Cine publicó una lista de las que considera las cien mejores películas mexicanas de todos los tiempos y situó al drama psicológico Días de otoño en el lugar número 17. Esto significa que es posible mirar la cinta desde 2020 y descubrir que, si bien la Ciudad de México ya no es la misma, la historia es atemporal. El breve poema que escuchamos en voz de Luisa resume el filme: “si no podemos amar viendo que la noche avanza, celebremos una alianza con ese sueño mentido. Un día acabará el olvido o acabará la esperanza”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.