Cyrano: el romance inunda la pantalla

Escrito el 16 diciembre, 2021 @alessandra_kr

Dirección: Joe Wright.

Guion: Erica Schmidt, con base en la obra de teatro de Edmond Rostand.

Elenco: Peter Dinklage, Haley Bennett, Kelvin Harrison Jr., Ben Mendelsohn, Bashir Salahuddin.

Países: Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Italia.

Palomómetro:

Más información de la película: https://www.imdb.com/title/tt12889404/

Cyrano
Cyrano. Dir. Joe Wright. MGM Pictures. 2021.

Hace 16 años, el mundo atestiguó una de las mejores óperas primas de la historia: la versión de Joe Wright de Pride & Prejudice (2005). El cineasta británico “descubrió” al elenco inglés que después dominaría al cine (Keira Knightley, Rosamund Pike, Carey Mulligan y Matthew Macfadyen) y ofreció una de las adaptaciones más queridas de la obra de Jane Austen. Acompañado nuevamente de Knightley, Wright apantallaría años después con Atonement (2007) y Anna Karenina (2012). Sin embargo, después de esto vendrían películas que, aunque de alto perfil (incluso llegando a los Premios Óscar con Darkest Hour [2017]), decepcionaron a muchos, incluyendo a esta ávida fan de Wright.

Después del reciente fracaso de The Woman in the Window a principios de año (no tan mala como se le ha tachado), parece que Joe Wright ha regresado a sus días de gloria con Cyrano, su primer esfuerzo directoral de un musical que lo encuentra una vez más en las historias de amor de época. Peter Dinklage y Haley Bennett, quienes lideran el elenco, actuaron en la adaptación teatral escrita por Erica Schmidt (esposa de Dinklage), por lo que una vez que Wright decidió pasarla a la pantalla grande, lo hizo usando al mismo equipo creativo.

Cyrano, basada en la obra “Cyrano de Bergerac” de Edmond Rostand de 1897, sigue al hombre que da título a la película. Poeta y capitán, Cyrano (Dinklage) sufre porque está perdidamente enamorado de Roxanne (Bennett), su amiga de toda la vida, pero quien cree que no lo amará de regreso porque no es atractivo (en la obra original, Cyrano tiene nariz grande; esta versión más bien explora el enanismo de Dinklage). Cuando Roxanne se enamora a primera vista de Christian (Kelvin Harrison Jr.), éste le pide a Cyrano que le ayude a escribir las cartas que Roxanne exige, pues el joven no sabe expresar sus sentimientos con la pluma (completamente entendible).

Así, Cyrano confiesa su amor por Roxanne a través de lo que escribe, mientras que ella se enamora más y más de Christian, pensando que las palabras que lee son suyas. A la vez, la joven debe lidiar con la insistencia y acoso de De Guiche (Ben Mendelsohn), un aristócrata que quiere casarse con ella a como dé lugar.

Cyrano
Cyrano. Dir. Joe Wright. MGM Pictures. 2021.

Lo que resulta es una película increíblemente romántica –mostrando distintos tipos de amor, como el no correspondido, el pasional, y el tóxico privilegiado– que cae en una dulzura exagerada gracias a las letras de las canciones y la desinhibición de los personajes al desear amor absoluto. En este aspecto, Cyrano redescubre un romanticismo que parece extinto en tiempos modernos. Los personajes viven únicamente para el amor (similar a lo que vimos en Moulin Rouge! [Baz Luhrmann, 2001]), haciendo de esta cinta pura y escandalosa en sus intenciones y sentimientos.

Filmada en Sicilia durante la pandemia de COVID19, la producción creó una burbuja para los actores, por lo que, de acuerdo con el director, múltiples extras dobletearon en roles. Por esto, y por la manera en que los sets se presentan – vastos y vacíos en ocasiones; economizados, pero funcionales – la película recuerda continuamente a Anna Karenina, la cinta de Wright que fue filmada enteramente en un teatro.

En Cyrano, la diseñadora de producción Sarah Greenwood embellece los escenarios con detalles elegantes y construcciones anticuadas. Los espacios grandes y vacíos de la casa de Roxanne, y las plazas públicas abiertas manejan un tono romántico que ilumina estratégicamente a los actores – en especial a Bennett con tonos azules y dorados – y que dota de belleza a lo que se presenta en pantalla, ya sean soldados entrenando armoniosamente, panaderos trabajando la masa o bailarines vestidos de ovejas entreteniendo al público.

La fotografía, aterciopelada y con tonos pasteles, a cargo de Seamus McGarvey, es esencial en este romanticismo embriagante. Pareciera como si estuviéramos viendo un sueño cálido que se enfría únicamente cuando la historia se traslada a las pocas escenas bélicas. Su iluminación y claridad se agradece en estos días en que la oscuridad en muchas cintas evita distinguir lo que sucede en pantalla.

Cyrano
Cyrano. Dir. Joe Wright. MGM Pictures. 2021.

El musical vive a través del sentimentalismo y la desesperación de sus canciones, las cuales fueron compuestas por algunos de los integrantes de The National (Aaron y Bryce Dessner, Matt Berringer) y Carin Besser (esposa de Berringer). Las melodías tienen ese tono melancólico y nostálgico característico del grupo, el cual se enaltece cuando es el turno de Dinklage de interpretar sus canciones. Wright utiliza coreografía y ambientaciones que en ocasiones funcionan muy bien (Someone to Say en sus múltiples versiones, When I Was Born, Wherever I Fall, Overcome) y que en otras fallan y se sienten como sketches cómicos (Every Letter).

El elenco principal se mete de lleno en la historia, cantando con emotividad y energía. Kelvin Harrison Jr. ya había demostrado que tiene buena voz y aquí utiliza su carisma para explicar cómo es que Roxanne se podría enamorar de una ilusión y un físico atractivo. Ben Mendelsohn sorprende con su voz y le da dolor a un papel que fácilmente podría ser un villano unidimensional. Haley Bennett, quién ya debería ser una estrella después de Shallow y The Devil All The Time, conquista con su voz entonada y la astucia que le da a su personaje. En ningún momento Roxanne es una mujer en aprietos, más bien juega al ajedrez en su cabeza para siempre obtener lo que quiere.

Aun así, Peter Dinklage es quién ofrece la actuación inolvidable de la película. Apasionado, desesperado y condescendiente, Dinklage conquista con su instinto y expresiones. Cyrano es mentalmente ágil como un alma torturada por el amor que siente y no confiesa. Es burlón y creído por su genio y sensibilidad, pero modesto e idiota por la manera en que sirve a Roxanne. Dinklage está presente en la mayoría de las escenas, y en cada una es irresistible por su odio interno, ingenio insuperable y añoranza desmoralizada.

Incluso cuando el guion presenta situaciones confusas, en especial el final anticlimático y poco emotivo, Cyrano destaca por la emoción que presenta. La música es igualmente conmovedora como moderna, haciendo a las canciones pegajosas y actuales. Sin embargo, la principal atracción de la cinta es Peter Dinklage, quien simplemente ofrece una de las mejores actuaciones del año. Joe Wright, bienvenido de vuelta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.