Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

La clasificación de las películas internacionales seleccionadas en la lista corta de los Óscars 2023

Escrito el 19 enero, 2023 @Israel_Aroche

Cada año, cada país debe enviar a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas la película que representará a su industria en la carrera al Óscar. De acuerdo con la convocatoria, la cinta debe haber sido exhibida en el país de origen del 1 de enero al 30 de noviembre del año en curso. Para los Óscars de este año, 92 películas internacionales se aprobaron para competir, siendo Uganda el único país que compitió por primera vez.

De estas 92 cintas, el pasado 21 de diciembre de 2022 se seleccionaron 15 títulos para conformar la lista corta. A su vez, de esta se escogerán cinco títulos para recibir la nominación al Óscar en la categoría de mejor película internacional. En este artículo, tal y como lo hice el año pasado, me dedicaré a comentarlas y ordenalas de acuerdo con mi preferencia.

El propósito de este artículo es hacer una cordial invitación a mirar cine fuera del panorama anglosajón, ya que, cada año, esta selección está compuestas por películas interesantes, independientemente de cuál sea el veredicto de la Academia. En muchas ocasiones, sin esta lista corta no tendríamos oportunidad de ver algunos títulos, ya que la distribución internacional no suele despegar sin la promoción de los Óscars.

Sin más, aquí la clasificación de los títulos seleccionados en la lista corta de mejor película internacional de los Premios Óscar 2023. Las cinco películas nominadas al Óscar se anunciarán el próximo martes, 24 de enero.

 

13. Cairo Conspiracy (Dir. Tarik Saleh) – Suecia

Adam es un chico que vive fuera de El Cairo y es hijo de un pescador. Al ser elegido para ir a estudiar a la universidad más importante del Islam Suní, parece que su vida cambiará. No obstante, esto llega a alturas desconocidas porque, tras la muerte del Imán, Adam se ve involucrado en una conspiración para colocar a su sucesor.

Cairo Conspiracy ganó el premio de mejor guion en la pasada edición del Festival de cine de Cannes; sin embargo, más allá de este premio, no creo que figure más. Por ahora, dentro de esta lista es la película más convencional, ya que sigue las mismas narrativas de un thriller de Hollywood, pero con la diferencia de estar filmada en Turquía, con actores del mundo árabe y con un director egipcio, pero que vive en Suecia porque tiene prohibido pisar sus tierras natales desde hace años.

Cairo Conspiracy se siente como una mirada occidental al mundo árabe en un drama que supone podría exponer la corrupción en la segunda religión más importante del mundo. Sin embargo, esto se queda como un mero pretexto y se queda varada en su crítica al fanatismo.

 

12. Bardo, Falsa Crónica de unas cuantas verdades (Dir. Alejandro G. Iñárritu) – México

Tercer año consecutivo que México entra en la lista corta desde su triunfo con Roma (Alfonso Cuarón, 2018) en 2019. No es de sorprender que Bardo esté aquí, a pesar de ser la película con más opiniones divididas de la lista, pues el nombre de su director pesa en estos premios de la industria.

Bardo es el viaje onírico de su protagonista, un periodista documentalista aclamado en el mundo, que regresa a México a recibir un premio y ahí comienza su introspección sobre su pasado y presente. Lo que es de reconocer es la capacidad que tiene Iñárritu para producir una historia en donde desnuda sus pensamientos y los convierte en un viaje metafórico y alegórico de sus ideas sobre la pertenencia nacionalista y el rechazo hacia las ideas confrontativas. Estamos ante su homenaje a 8 ½ (Federico Fellini, 1963).

No obstante, su representación me pareció exagerada y algunas escenas son risibles, pero, sobre todo, egocéntricas. Aunque Bardo represente a mi país, sinceramente preferiría que otros títulos figuraran entre las películas nominadas.

 

11. Holy Spider (Dir. Ali Abbasi ) – Dinamarca

Es increíble que Dinamarca sea el país más exitoso en esta categoría. En los pasados 12 años, de las películas que ha enviado solo tres no han entrado en la lista corta. El resto se ha quedado ahí, ha sido nominada o ha ganado. En 2023 vuelve a figurar en el top 15 con una película del director de origen persa Ali Abbasi, quien tiene años residiendo en este país.

Holy Spider sigue los pasos de Rahimi, una periodista que empieza a investigar la muerte de varias trabajadoras sexuales que han sido brutalmente asesinadas por un hombre que se hace llamar La araña sagrada. Aquí vemos cómo las autoridades no le dan tanta importancia a los hechos, así como el perfil de la persona asesina y las razones detrás de sus crímenes en la ciudad sagrada de Mashad en Irán.

Zar Amir-Ebrahimi, quien interpreta a Rahimi, ganó el premio de mejor actriz en la pasada edición del Festival de Cine de Cannes por su actuación contundente, y esto es lo que más llama la atención la película. Holy Spider es un thriller que reflexiona sobre el fanatismo religioso en un país que hasta en lo político se ve involucrado. Sin embargo, su aproximación se ve opacada por la violencia explícita de sus imágenes, que nos hacen cuestionar su necesidad en la misma trama.

 

10. All Quiet on the Western Front (Dir. Edward Berger) – Alemania

All Quiet on the Western Front es una novela del escritor alemán Erich Maria Remarque escrita en 1928. Un año después tras su éxito, Hollywood adaptó la novela en una película, la cual ganó el Óscar. Ahora llegó una nueva versión con equipo de producción y elenco alemanes a casi 90 años de la primera versión y con un valor de producción más costoso.

Paul Bäumer y sus amigos, todos con ilusiones, se enlistan para a defender a su patria en la Primera Guerra Mundial; sin embargo, su ingenuidad es paulatinamente destruida al descubrir las atrocidades que existen en el frente. Esta adaptación se luce en cada aspecto de su producción al recrear elementos básicos en este tipo de películas, de igual forma, cuenta con grandes actuaciones de parte de su reparto. Desafortunadamente de lo que carece es la fuerza y profundidad de su final, aspectos que la primera película sí tuvo. Por esto, no hay novedad en una nueva adaptación más que el apantallamiento que sus imágenes ofrece.

 

9. Last Film Show (Dir. Pan Nalin) – India

Esta es la selección más controversial del año, ya que India tenía la posibilidad de enviar la aclamada RRR (S.S. Rajamouli), la cual ha sido fenómeno dentro y fuera del país, pero optó por un drama que habla sobre el séptimo arte y un niño de nueve años que se pasa el verano visitando el cine de su pueblo para aprender a proyectar las imágenes y que más personas compartan el amor que él tiene.

Es imposible no leer las comparaciones que se han hecho con Cinema paradiso (Giuseppe Tornatore, 1988), o evitar etiquetarla como una carta de amor al cine, pero lo que Last Film Show sí es una linda película que habla sobre el primer encuentro y la idealización que se tiene cuando se descubre el poder del cine y se ven aquellas imágenes a través del celuloide que nos marcan. Es una película sincera que, a pesar de la polémica de su selección, India no eligió mal, pues el cine representado de esta manera merece oportunidad de ser visto como recordatorio que, más allá de seleccionar y ganar premios, se trata de celebrarlo.

 

8. Close (Dir. Lukas Dhont) – Bélgica

Tras haber tenido éxito entre la crítica con su ópera prima Girl (2018), Lukas Dhont tenía una tarea difícil para su segundo largometraje, una carga que silenciosamente se le impone al director cuando tiene un buen inicio. Con Close no decepciona y regresa con una historia aún más sólida sobre la amistad y la imposición machista de la masculinidad.

Aquí, cuenta cómo dos niños de 13 años, amigos desde la infancia y casi vecinos en una provincia belga, entran a la escuela, pero sufren de hostigamiento y preguntas impertinentes sobre su amistad. Concisa y clara en su mensaje y, por supuesto, emotiva y triste, Close toma caminos seguros en sus decisiones creativas y narrativas, pero esa seguridad es bien llevada porque, a comparación de su primer largometraje, Dhont no cae en ideas cuestionables, sino más bien invita a la reflexión y a cuidar a las infancias en el desarrollo de una vida sana y libre de prejuicios.

 

7. Corsage (Dir. Marie Kreutzer) – Austria

Vicky Krieps deprimida es lo que define esta película y qué maravilloso es ver a esta actriz hablando alemán e interpretando a de una de las emperatrices más famosas de Austria. En el lapso de un año observamos cómo Elizabeth de Austria, mejor conocida como Sissy, va a cumplir 40 años, pero vive insatisfecha al lidiar con su esposo, hijo adolescente, hija pequeña y amante, a la vez que mantiene su imagen de reina y las dudas existencialistas no la dejan en paz.

Corsage se toma licencias creativas que nos remiten a Maria Antonieta (Sofia Coppola, 2006) y usa canciones actuales que se combinan con una preciosa producción para describir y amplificar el ánimo de su personaje principal. La cinta es una revisión de la historia de esta emperatriz que ofrece buenos momentos elevados por la maravillosa actuación de Krieps.

 

6. Decision to Leave (Park Chan-wook) – Corea del Sur

Por increíble que parezca, esta es la primera vez que Park Chan-wook representa al país asiático, y lo más seguro es que le dé la segunda nominación al premio. Esta película ha tenido éxito en las premiaciones precursoras y en Cannes inició su camino victorioso al ganar el premio más que merecido de mejor dirección, ya que lo que hace Chan-wook es de admirar.

Jang Hae-joon es un detective que investiga la muerte de un hombre. Song Seo-rae, su esposa, es una de las sospechosas, pero al llevar la investigación, Hae-joon se empieza a sentir atraído a ella, lo que hará que su trabajo se vea comprometido. Desicion to Leave es ingeniosa, se respalda por las actuaciones de sus protagonistas y tiene una edición ágil. Chan-wook ofrece un trabajo estilizado, repleto de elementos intrigantes que mantiene al espectador al borde del asiento y, sobre todo, cuestionando cuánta genialidad puede haber en una toma que parece imposible de construir. Ahí es donde reside la admiración por el trabajo de Park Chan-wook.

 

5. Rétour à Seoul (Davy Chou) – Camboya

Es interesante observar que esta película represente a Camboya cuando su historia se desarrolla en Corea del Sur con una producción de diversos países. Sin embargo, esta asignación se debe a que Davy Chou, su director, es camboyano, pero su trama va más allá de las fronteras al presentar un conflicto universal.

Freddie es una joven francesa en sus veintitantos que va a Corea del Sur de paseo, pero en realidad va en busca de su familia biológica. A través de varios años, la vemos enfrentar su realidad y regresar con el mismo propósito hasta toparse con una situación que le pondrá en duda su perspectiva de la vida e identidad. Chou ofrece una historia sobre el cuestionamiento de quiénes somos, nuestro lugar de pertenencia en el mundo, nuestra herencia y el enfrentamiento a los pasados que nos marcan. El cineasta muestra elementos que sorprenden gracias a su originalidad; no obstante, lo más revelador de Rétour à Seoul es su final que plasma perfectamente cómo puede ser la vida.

 

4. Joyland (Dir. Saim Sadiq) – Pakistán

Joyland ha sido una sorpresa para su país. Al venir de una industria casi nula, esta película se convirtió la primera cinta pakistaní en formar parte de la selección oficial del Festival de Cannes, además de ser también el primer título en ser parte de la lista corta de los Óscars.

Dirigida por Saim Sadiq, Joyland cuenta la historia de Haider, el hijo más joven de una familia con un patriarca autoritario. Para desafiar más a su padre encuentra trabajo como bailarín de fondo de Biba, una bailarina transexual que se presenta en las afueras de la ciudad de Islamabad. Haider cae rendido ante el encanto de Biba, lo que hará que las mentiras abunden y le ofrecerá nuevas perspectivas sobre la vida a pesar de sus contradicciones. La manera en que Sadiq maneja el tema de la transexualidad es delicada y emotiva, con momentos que enmarcan la belleza de la exploración de un hombre que se carga la culpa y la presión social. De igual forma, es un relato sobre la infelicidad, la represión y el autodescubrimiento de uno mismo cuando se imponen expectativas y creencias.

 

3. Argentina, 1985 (Dir. Santiago Mitre) – Argentina

El país latinoamericano ya tiene dos premios ganados en su historia. Junto con Argentina, 1985, aquellas películas ganadoras comparten el tema de la dictadura militar bajo la cual el país vivió a finales de la década de 1970 e inicios de 1980.

Esta cinta más bien se enfoca en el juicio que se llevó a cabo en contra de la junta militar que dirigió el país en esa época. El afamado actor Ricardo Darín da vida a Julio César Strassera, quin, junto con Luis Moreno Ocampo, fueron los responsables de enjuiciar a los altos mandos militares. El veredicto se recrea de manera contundente e inspiradora en donde Darín interpreta fielmente a su personaje. Argentina, 1985, es una película que retrata la memoria colectiva y la justicia que país con un pasado oscuro debería lograr para decirle Nunca más la desesperanza.

 

2. EO (Dir. Jerzy Skolimowski) – Polonia

Parece que 2022 fue un buen año para los burros en cuanto a su representación en pantalla. EO presenta el viaje de uno de ellos, después de que se prohíbe el uso de animales en el circo. EO es una película que, en espíritu, es una digna sucesora de Au hazard Balthazar (Robert Bresson, 1966), pero en esencia es una nueva representación sobre la vida de un animal.

Aun así, lo más importante es su innovación, pues no necesita de trama o desarrollo de personajes humanos para presentar una historia digna de ser vista en pantalla, con tomas inesperadas y un sonido que ayuda que la experiencia sea gratificante. Polonia solo ha ganado un premio en esta categoría; sin embargo, este viaje puede representar una nueva nominación.

 

1. The Quiet Girl (Colm Bairéad) – Irlanda

Hay dos puntos claves que me hacen ponerla en el primer puesto. La primera es que, en esencia, parece una película simple. La segunda es la sutileza de sus imágenes que están construidas y perfeccionadas con una bella fotografía. La simpleza de su historia reside en contar la vida de una niña de nueva años, quien, tras su bajo desempeño en la escuela, su silencio antes sus hermanos y la crianza desinteresada de sus padres, la llevan a que pase el verano con unos familiares distantes. Ahí aprenderá lecciones que no había tenido oportunidad de recibir y su vida tendrá una nueva oportunidad al estar bajo una crianza responsable.

The Quiet Girl es una bella película que ofrece una mirada sobre la responsabilidad de la paternidad y cómo influye en los niños. Es de admirar la manera en que la ficción ofrece una respuesta a este tema. Me agradaría verla entre las nominadas no solo porque realmente lo merece, sino porque también representa una visión del lenguaje irlandés que pocas veces hemos visto hablado enteramente en una película.

 

* Las que me faltan por ver

Saint Omer (Dir. Alice Diop) – Francia

Francia ha sido el país más nominado en esta categoría y podría aumentar su récord con el primer largometraje de ficción de la documentalista Alice Diop, quien, en el pasado Festival de Cine de Venecia, se llevó el gran premio del jurado. La película habla sobre la maternidad al mostrar cómo una joven novelista presencia el juicio de una mujer acusada de matar a su hija de 15 meses de edad. Los testimonios de aquellos que se presentan en el juicio hacen que las convicciones de la escritora empiecen a tambalear. Sin duda, su premisa es interesante.

 

The Blue Caftan (Dir. Maryam Touzani) – Marruecos

Marruecos nunca ha sido nominado, pero es la segunda ocasión que llega a la lista corta. El Caftan es una prenda que usan en los países árabes, siendo común en los países del Norte de África. Los protagonistas de esta película tienen un negocio relacionado con ella.

Mina y Halim son una pareja de mediana edad. Ella conoce la verdad sobre la sexualidad de su esposo, pero el contratar a un joven aprendiz hará que su estabilidad emocional y la de pareja se vaya desmoronando. Se trata de un drama con un tema controversial, proveniente de un país en donde las costumbres importan. No es la primera vez que la directora Maryam Touzani habla sobre temas que no son muy discutidos en Marruecos, pues en Adam, su película anterior, habló sobre el aborto.

 

* Las que debieron estar

Alcarràs (Dir. Clara Simón) – España

Por segundo año, España mandó una película de Clara Simón, y por segunda ocasión, fue ignorada. Con un estilo de cámara en movimiento presencial y naturalista, Alcarràs habla sobre una familia que cultiva melocotones y su último verano antes de ser desplazados de las tierras que tantos años produjeron, es una mirada a los trabajadores de tierras y la lucha constante contra la modernidad y el capitalismo. Puede ser costumbrista e implícita en su mensaje, pero su visión es cautivadora.

 

Los reyes del Mundo (Dir. Laura Mora) – Colombia

Colombia se volvió a quedar fuera al mandar una película que habla sobre la violencia del país, pero lo explora desde el realismo mágico. Los reyes del mundo es una cinta cruda y fuerte en su mirada, pero reveladora al mostrar que los territorios físicos pueden ser una constante fuente de lucha. No obstante, lo que no se puede arrebatar es la imaginación del ser humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.