Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Andor (recapitulación 1.12): Calle Rix

Escrito el 25 noviembre, 2022 @andreamarserr

Disponible en:

Dirección: Benjamin Caron.

Guión: Tony Gilroy.

Elenco: Diego Luna, Stellan Skarsgård, Fiona Shaw, Genevieve O’Reilly, Adria Arjona, Denise Gough, Varada Sethu, Faye Marsay, Alastair McKenzie, Bronte Carmichael, Kyle Soller, Alex Ferns, Pamela Nomvete, Dave Chapman, Joplin Sibtain, Victor Perez, Noof Ousellam, Wilf Scolding, Nick Moss, Zubin Varla, Muhannad Bhaier, Abhin Galeya, Raymond Anum, Lee Ross, Gary Beadle, Lucas Bond, Kieran O’Brien, Alex Lawther, Ben Bailey Smith, Michael Jenn, Robert Emms, Anton Lesser, Neil Bell, Gavin Spokes, FInley Glasgow, Richard Dillane, Rosalind Halstead.

Temporada 1, episodio 12.

Palomómetro:

Más información de la serie: https://www.imdb.com/title/tt9253284/

Episodio previo 
El siguiente texto contiene spoilers del duodécimo episodio de Star Wars: Andor y la película Rogue One.
Calle Rix, episodio 12 de Star Wars: Andor. Dir. Benjamin Caron. Disney Plus. 2022.

En Calle Rix, el último episodio de la primera temporada de Star Wars: Andor, las semillas de revolución que siempre habían estado allí y que solo necesitaban un poco de agua y sol empiezan a germinar. Los ciclos se cumplen para iniciar otros nuevos.

Si bien el tema principal de todos los episodios anteriores ha tenido un arreglo diferente, el del final de temporada es particularmente notable, pues a primera escucha suena como una banda de guerra. Augurando lo que acontecerá, este arreglo inicia la consumación de los ánimos en Ferrix.

La primera persona a la que vemos es Wilmon Paak (Muhannad Bhaier), el hijo de Salman Paak (el encargado de la tienda en Ferrix que el Imperio Galáctico torturó y colgó por tener el radio que Bix utilizaba para contactar a Luthen). El joven, sobrecogido por sentimientos de ira, está construyendo una bomba mientras ve un holograma de su padre.

Es la noche anterior al funeral de Maarva Andor, por lo que la nave que transporta a la supervisora del Buró de Seguridad Imperial (ISB) Dedra Meero (Denise Gough) y a un par de death troopers aterriza en Ferrix. En el horizonte se ve la ciudad y, más atrás, el deshuesadero de naves espaciales que es el eje económico del planeta. El capitán Vanis Tigo (Wilf Scolding) le da la bienvenida a la supervisora, quien lo primero que quiere hacer es cambiarse de ropa y recorrer la ciudad. Acompañada por Corv (Noof Ousellam) – espía encargado de observar la casa de Maarva – Dedra recorre Ferrix vestida de civil, seguida de cerca por Cinta Kaz (Varada Sethu).

Al final de la jornada laboral, Xanwan (Zubin Varla) espera a Brasso (Joplin Sibtain) para informarle que tuvo contacto con Cassian Andor, quien ya sabe del fallecimiento y funeral de su madre. Brasso hace hincapié en lo importante que es que Xan no hable de esto con nadie, pues sabe que están siendo espiados, sobre todo la casa de Maarva. Por eso, también espera que Xan le haya dicho a Cassian que su presencia en Ferrix sería un peligro. A lo lejos, Nurchi (Raymond Anum) los observa con interés.

Luego, en una taberna, Nurchi le expresa a Xan lo difícil que él cree que debe ser para Cassian perder a su madre y que no poder cargar la piedra en la que los restos de Maarva fueron convertidos. Ante la falta de reacción de Xan, Nurchi le ofrece otra ronda de tragos mientras le dice que de todos modos no tiene caso preocuparse por Cassian porque seguramente él no está enterado. Esto por fin genera una reacción en Xan, quien responde que él no está seguro de eso, pero antes de continuar, Nurchi le pide que si sabe algo que mejor no se lo diga. Cuando se acerca a la barra a pedir otra ronda, una ligera sonrisa se dibuja en su rostro.

En Coruscant, Mon Mothma (Genevieve O’Reilly) relaja su vestimenta desabrochando su abrigo, lo que pareciera permitirle respirar mejor mientras espera a su esposo Perrin Fertha (Alastair McKenzie). Él se sube al speeder con una bebida en mano y bromea diciéndole que pensó que ella se iría sin él. La senadora le responde que sí cruzó su mente y le pide a Kloris (Lee Ross), su chofer, que les dé privacidad. Al subir la partición, Kloris enciende un sistema de audio que le permite escuchar la conversación de los pasajeros y Mon Mothma acusa a su esposo de jugar a las apuestas de nuevo. Perrin, ofendido, le insiste que le revele quién le dijo tal mentira porque de seguro esa persona quiere perjudicarla. Además, ¿de dónde sacaría dinero para sus apuestas? “Esa es la pregunta que me asusta”, le responde Mon Mothma a su esposo.

Vel Sartha (Faye Marsay), la prima de Mon, es otra de las personalidades que convergen en Ferrix. Ella espera a Cinta, su pareja, en el cuarto que rentó para vigilar la casa de Maarva. Luego de haber pasado un tiempo separadas, pareciera que lo que Vel quisiera antes que nada es tener un momento de conexión con Cinta. Ella, sin embargo, llegó al cuarto rápidamente para observar la casa de los Andor por la ventana en vez de saludar a Vel.

Entre las sombras de la ciudad, Cassian (Diego Luna) se traslada por las calles hasta llegar a la piedra de su padre, Clem Andor (Gary Beadle). Mientras la observa y toca como a un ser amado, un recuerdo de su padre vuelve a él: “el hombre que ve todo está bendito, no maldito. […] Las personas no buscan donde deberían. No se dan cuenta, solo ven el óxido. Pero nosotros, no. Ojos abiertos, muchas posibilidades.”

Después, como ha hecho en innumerables ocasiones, Cassian escala la pared de la tienda de Bix, para ser sorprendido por un par de sabuesos corelianos atados. Entonces Pegla (Kieran O’Brien), quien al inicio de la temporada le prestó a Cassian la nave que utilizó para buscar a su hermana, aparece con una linterna y calma a los animales. Cassian, alarmado, le pregunta por el paradero de Bix.

Así, la escena se traslada a Bix (Adria Arjona) en el cuarto donde el imperio la tiene detenida, mientras que suena la voz de Karis Nemik (Alex Lawther) recitando fragmentos de su manifiesto. “Habrá momentos en los que la pelea parezca imposible, […]. Estando solo, inseguro, mermado por la escala del enemigo.” La voz continúa con el enfoque ahora en Luthen Rael (Stellan Skarsgård) observando a Ferrix desde lejos. “Recuerda esto: la libertad es una idea pura. Ocurre espontáneamente y sin instrucción.” Por último, nos detenemos en Cassian dentro de la nave en la que los Andor lo trasladaron fuera de Kenari y que, durante los primeros tres episodios, sirvió como refugio y último resquicio de conexión con sus orígenes, sujetando el manifiesto que el joven le dejó al morir. “Recuerda que la frontera de la Rebelión está en todas partes. […] Y hasta el más pequeño acto de insurrección empuja nuestras líneas hacia adelante. Recuerda esto: intenta.”

En el hotel que el imperio ocupa como cuartel general en Ferrix, Tigo le da un repaso a Dedra de las acciones tomadas para tender una trampa en el funeral que se llevará a cabo en la calle Rix. Ejemplificando la dinámica de estira y empuja que se da entre las fuerzas imperiales y la población local, Tigo informa que los locales querían que el funeral iniciara a medio día; sin embargo, por ninguna razón más que porque pueden, la autoridad imperial en Ferrix lo pospuso dos horas. También, inicialmente los imperiales habían autorizado la presencia de 30 personas, pero las Hijas de Ferrix (descritas por los imperiales como un club social que Maarva presidió por un tiempo y como una molestia local) presionaron para que fueran 40. Además de un área de contención, tienen planeado desplegar francotiradores, pero Dedra cancela esa orden, pues quiere a Andor vivo.

Calle Rix, episodio 12 de Star Wars: Andor. Dir. Benjamin Caron. Disney Plus. 2022.

Brevemente la trama se traslada al ISB, donde Kloris le informa al teniente supervisor Blevin (Ben Bailey Smith) acerca de la conversación que escuchó entre Mon Mothma y su esposo Perrin. A Blevin le llama la atención la preocupación de la senadora acerca de dónde estará obteniendo Perrin el dinero y está interesado en saber si Mon Mothma estaba más preocupada por la mentira de Perrin o por las deudas derivadas de las apuestas. Esta información le viene de perlas al ISB, pues han notado movimientos extraños en las cuentas bancarias de la familia. Entonces, el supervisor Lagret (Michael Jenn) informa a Blevin que se está perdiendo de la operación en contra de Anto Kreegyr y su grupo de rebeldes. Blevin se va a presenciar lo ocurrido, no sin antes instruir a Kloris que continúe escuchando.

En la sala de juntas del ISB, todos celebran el éxito de la operación. Bueno, todos excepto Dedra, quien se conectó para observar desde Ferrix. Fue una masacre: el ISB no está seguro de cuántos hombres atacaron, siguen contando los cuerpos y no hubo prisioneros. Esto es lo que enoja a Dedra, pues un hombre muerto no puede ser interrogado. El mayor Partagaz (Anton Lesser) le informa que las decisiones tomadas no son de su incumbencia porque el propósito principal era “limpiarle el sabor de Aldhani de la boca al emperador”. Si quiere tener un asiento en la mesa, Dedra tendrá que encontrar a “Axis”.

En Ferrix, las cosas se empiezan a mover. Corv observa a un hombre alto salir de la casa de Maarva junto con el droide B2EMO (Dave Chapman); no obstante, cuando ve la cara del hombre nota que no es Brasso, lo cual lo alarma porque perdió de vista a su objetivo. Mientras, en los túneles debajo de la ciudad, Cassian se reúne con Brasso.

Brasso escucha todos los arrepentimientos de su amigo acerca de su última interacción con su madre, quien ya sabía todo lo que Cassian le iba a decir. Así, Brasso le pide que deje de culparse y le comunica a Cassian las últimas palabras de Maarva para su hijo: “Dile que nada de esto es su culpa. Ya estaba en llamas, él solo fue una chispa en el fuego. Dile que ya sabe todo lo que necesita saber y siente todo lo que necesita sentir. Y cuando el día llegue y esas dos se encuentren, será una fuerza imparable para bien. Dile que lo amo más que cualquier cosa mala que él pudiera hacer”.

El momento es interrumpido por Pegla, quien funge como centinela, informándoles que la calle está libre. Entonces, Cassian le pregunta a Brasso por Bix, quien le dice que sabe que hace tres días seguía viva gracias a algunos aliados que trabajan en el hotel. El par se despide, Brasso pidiéndole a Cassian que se cuide porque él cuidará de Maarva; sin embargo, Cassian le responde que es muy tarde para eso.

Syril Karn (Kyle Soller) y Linus Mosk (Alex Ferns) también llegan a Ferrix. Nurchi observa que Cassian se desplaza por los túneles hacia el hotel para rescatar a Bix; stormtroopers patrullan las calles. Luthen se reúne con Vel y le pregunta si Cassian ya llegó. Ella no sabe, pero con base en el actuar de los imperiales parecería que sí. Además, llegó una supervisora mujer, lo que llama la atención de Luthen. Para él esto es perfecto porque el imperio cazará a Cassian por ellos, lo que le permitirá al grupo de Luthen matarlo. Por último, Luthen quiere saber a qué hora iniciará el funeral, entonces Vel responde que en un par de horas, que lo sabrá cuando suene el yunque. Mientras Luthen le ordena a Vel buscar a Cinta para que deje de observar la casa de Maarva y se dirija al hotel, el yunque suena, horas antes de lo planeado, y los imperiales se ponen en alerta. Esta es una costumbre importante para la comunidad en Ferrix y, por supuesto, no iban a dejar que el Imperio dictara cuándo y cómo la observaran.

Los músicos alrededor de la ciudad entonan la melodía del inicio, el tema principal de la serie, pero a modo de marcha fúnebre mientras avanzan liderando la procesión con la población detrás de ellos. Las fuerzas imperiales son tomadas por desprevenido, pues los músicos están tan dispersos que no ubican de dónde viene el sonido.

Wilmon Paak sale de la tienda; Bix, desde su prisión, reconoce la música y se acerca a la ventana; Vel busca a Cinta, quien sigue de a Corv, y los imperiales se movilizan para responder con demostración de fuerza. Cassian ve a Luthen subir unas escaleras. Syril y Mosk pasan junto a Luthen, pero Syril – quien afirmó ante Dedra que podría reconocer fácilmente al acompañante de Cassian – no lo reconoce, a diferencia de Luthen, quien sí reconoce a Syril. Este intenta ir hacia Dedra, pero es detenido por Linus y las fuerzas imperiales. Corv y Nurchi se encuentran y el segundo le pide al imperial el doble de la recompensa y una salida de Ferrix para decirle dónde está Cassian, pero para eso le dice que pretenda arrestarlo para llevarlo al hotel y allí darle la información. Gracias a esto, Dedra y Corv acuden con un escuadrón al edificio que Nurchi les indicó, pero Cassian fue demasiado rápido para ellos y se adentró en los túneles antes de que pudiesen encontrarlo.

Finalmente, los músicos y lo que parecería ser toda la población de Ferrix llega a la calle Rix y, frente a ellos, a escasos metros, los imperiales forman una barrera. Brasso camina entre la gente hacia el frente de la comitiva sosteniendo la piedra de Maarva, seguido de cerca por Bee. Los músicos siguen tocando y Bix tararea la música mientras llora y la población camina desafiante hacia los imperiales. La comitiva se coloca en círculo, frente a las narices del cerco imperial. Brasso, frente a Bee y todos (Bix incluída), repite las palabras “piedra y cielo” como una especie de mantra. Mientras, Cassian se desplaza por los túneles hacia el hotel y sale en la cocina. Allí, se encuentra con Tenek (Gavin Spokes), un conocido que trabaja en el hotel y quien le indica donde está Bix y le dice que lamenta el fallecimiento de su madre.

Todos en posición, un silencio inunda la ciudad y Bee proyecta un holograma de Maarva Carassi Andor (Fiona Shaw). En esta ocasión, el panegírico fúnebre no será dado por un ser querido de la fallecida, sino por la fallecida misma. En su discurso, el cual da con una notable dificultad para respirar, Maarva habla de lo honrada que está de ser parte de la comunidad de Ferrix y sus tradiciones, sobre todo de ser digna de la piedra. Desde que era niña ha sentido cómo los muertos la han elevado y es el turno de ella de hacerlo con su comunidad, pero para ella, elevarla es despertarla: “temo por ustedes. Hemos estado dormidos. […] Hay una oscuridad extendiéndose en todo nuestro alrededor como óxido. […] El imperio es una enfermedad que prospera en la oscuridad; nunca está más viva que cuando dormimos.”

Durante el discurso, la cámara se enfoca en distintos rostros: Brasso; Xan; Jezzi (Pamela Nomvete); Nurchi dentro del hotel, quien parece arrepentido; Bix, encerrada y probablemente enterándose de la muerte de Maarva en ese momento; Wilmon Paak, con los ojos llenos de lágrimas y el corazón de ira; Luthen, movido por las palabras de la fallecida y sonriendo reivindicado, viendo los frutos de sus acciones en un lugar quizá inesperado para él y posiblemente cayendo en cuenta de que Cassian no es el enemigo; hasta Syril, quien sorprendentemente se ve afectado.

Notablemente, dos personas no se detienen a escuchar a Maarva: Cassian y Dedra. Ninguno de los dos necesita escuchar las palabras, pues Dedra no es una persona de ideales y Cassian ya vivió en carne propia el yugo imperial. Además, esas palabras no son para él, Brasso ya le comunicó la libertad que su madre quería para él.

“Quizá luchar sea inútil, quizá sea demasiado tarde,” concluye Maarva, “pero les diré esto: si pudiera hacerlo de nuevo, me despertaría temprano y pelearía contra estos bastardos desde el principio”. Ante la pronunciación de la palabra “pelearía”, el capitán Tigo intenta cubrir el holograma con su abrigo sin éxito, pues Maarva alcanza a terminar con “¡luchen contra el imperio!” Como último recurso, Tigo vuelca a Bee sobre su lado y esto es la gota que derrama el vaso de Ferrix: Brasso tira la primera patada hacia Tigo y pelea contra otros tres imperiales, a uno de los cuales le pega en la cabeza con la piedra de Maarva. Así, envalentonada e inspirada, la población de Ferrix se vuelca en contra de las fuerzas imperiales.

Calle Rix, episodio 12 de Star Wars: Andor. Dir. Benjamin Caron. Disney Plus. 2022.

Cassian por fin da con el paradero de Bix y es inicialmente desconcertado por el semblante de su amiga. Aunque está allí para rescatarla, Bix inicialmente se rehúsa a moverse porque los imperiales “se van a enojar”. El imperio rompió a Bix y Cassian lo nota.

Afuera, Wilmon (evocando cuando un Cassian adolescente se enfrentó a las fuerzas imperiales luego de que colgaran a su padre en esa misma calle) avienta la bomba que hizo hacia las fuerzas imperiales. Esta genera una reacción en cadena, pues las granadas del imperio empiezan a explotar, sobre todo cerca del hotel, matando a Nurchi. El teniente Keysax (Nicholas Moss) ordena a las tropas que detengan a Wilmon, pero Brasso lo salva de ser capturado, mientras las demás tropas disparan a discreción a la población matando a muchos, Xan entre ellos.

Bee es auxiliado por Pelga, quien lo remolca. Al ver lo que transcurre, Syril corre por Dedra. Vel, también corre hacia la nube de humo buscando a Cinta, quien continúa siguiendo a Corv. Este finalmente lo nota, pero no dice ni hace mucho porque Cinta lo apuñala. Más tarde, mientras Vel y Cinta recogen sus cosas del cuarto rentado, la primera nota que Cinta está sangrando y se preocupa, pero ella le asegura que la sangre no es de ella.

Dedra intenta participar en la acción, pero una roca la tira al suelo. Mientras busca su bláster, varios pares de manos de civiles intentan arrastrarla, pero Syril llega a tiempo y la mete a una bodega. Dentro, Dedra dice que debería agradecerle, pero no lo hace, y Syril dice que no es necesario. Luthen, a lo lejos, observa los frutos del trabajo que ha realizado por 15 años: el inicio de una revolución.

Cassian aprovecha el humo y el descontrol para sacar a Bix de la ciudad. Brasso, Jezzi, Wilmon y Bee se suben a la misma nave que Pelga le prestó a Cassian para ir a Morlana 1 mientras este pone todo en orden para que puedan despegar. Mientras esto ocurre, los sabuesos corelianos empiezan a ladrar y Bee reacciona ante un movimiento. Los integrantes del grupo se muestran preocupados, pero notan que es Cassian acompañando a Bix. Brasso la ayuda a subir y Cassian pregunta si la nave puede llegar a Gangi Moon, el destino aparente del grupo.

En la nave, Cassian le instruye a Jezzi que, tan pronto esté sobre el agua, “escale”. Bee cae en cuenta de que Cassian no los acompañara y el droide se lamenta de no haber pasado tiempo con él. Como en otras ocasiones, Cassian le pide a Bee que cuide de Bix hasta que él llegue. Bix dice que confía en que Cassian los encontrará.

Por último, dos personas se encaminan hacia decisiones de las cuales no hay marcha atrás. La primera es Mon Mothma, quien camina con su hija Leida (Bronte Charmichael) y su esposo por un pasillo de su residencia. Vestidos en atuendos típicos chandrilanos, la familia se detiene ante una puerta mientras Leida (quien está al centro y al frente) busca la mirada de su madre, Sin embargo, Mon está atrás y viendo hacia otro lado, intentando esconder sus sentimientos. La puerta se abre y del otro lado están los Sculdun: Davo (Richard Dillane), su hijo Stekan (Finley Glasgow) y su esposa Runai (Rosalind Halstead). Mon Mothma está lista, aunque la carcome por dentro, para sacrificar a su familia por la causa.

La segunda es Cassian, quien sorprende a Luthen en su nave Fondor. Cassian le dice que sabe que está allí para matarlo, pero Luthen bromea con que Cassian no se la ha puesto nada fácil. Serio, Cassian le responde que ahora sí la tiene fácil, pues le puso un bláster a su alcance. Esto no es ningún juego como Luthen cree: “mátame o llévame contigo”, sentencia Cassian. Luthen sonríe, tiene lo que siempre quiso, mientras Cassian se mantiene serio y con los ojos vidriosos. Cassian Andor está, finalmente, radicalizado.

Al final de los créditos, una escena responde una pregunta que muchos nos hicimos durante el arco en Narkina 5:  ¿qué demonios estaban construyendo los prisioneros? Varios droides cargan, colocan y sueldan las piezas que Cassian y los demás trabajaron, mostrando que son solamente piezas pequeñas de algo mucho más grande: el rayo destructor de la Estrella de la Muerte, que ultimadamente será lo que termine con la vida de Cassian y la tripulación de la nave Rogue One.

Calle Rix, episodio 12 de Star Wars: Andor. Dir. Benjamin Caron. Disney Plus. 2022.

Pensamientos finales

* Cuando propuse hacer la recapitulación semanal de esta serie no estaba particularmente emocionada por ella. Confieso que fui de las personas que consideraban que era innecesaria y poco interesante, al final a mí Cassian Andor no me llamó la atención en Rogue One (Gareth Edwards, 2016). Me da gusto que el equipo de Andor me haya mostrado el error en mi forma de pensar y que haya cambiado la idea de tantos otros. Hoy por hoy, creo firmemente que Star Wars: Andor es la mejor serie live action de Star Wars, al menos en aspectos técnicos. Para muchos no se “sentirá” como Star Wars, pero si ese universo no se trata, entre muchas otras cosas, de la lucha en contra de la opresión, entonces no sé qué es Star Wars.

* Al inicio de la producción, el equipo llamó a esta temporada The Education of Cassian Andor. Si bien Cassian siempre tuvo allí a su madre, quien sabía e intentaba mostrarle el camino correcto, él necesitaba salir y conocer a personas dispuestas a sacrificarlo todo por la libertad y experimentar la opresión en un lugar que la encarna tan apropiadamente como una prisión para despertar. Ahora, Cassian está listo para arriesgar su vida por la rebelión, pero allí no termina su viaje. De acuerdo con Tony Girloy, en la segunda temporada se tratará el tema del liderazgo, entre otras cosas. En Rogue One, Cassian tiene el rango de capitán, lo que implica cierta posición de líder. Ahora que está bajo la tutela de Luthen, quien sabemos ha tenido que pagar un precio muy alto gracias a su monólogo en el décimo episodio, es de esperar que Cassian se vea en una situación en donde tendrá que tomar decisiones difíciles.

* En esta línea, en el cuarto episodio vimos a Luthen brevemente en el papel de mentor cuando ordena a Vel Sartha a aceptar a Cassian en la misión en Aldhani. Naturalmente no tengo certeza de hacia dónde van los personajes, pero pienso que sería interesante ver en la siguiente temporada a Vel Sartha y a Cassian Andor como espejos. Vel está teniendo conflictos claros en su relación con Cinta. Ella no parece estar dispuesta a sacrificar esa relación, mientras que Cassian – habiendo ayudado a sus seres queridos a escapar de Ferrix – de alguna manera puede dedicarse enteramente al esfuerzo.

* Otra pareja que me interesa mucho es la conformada por Syril y Dedra. Syril siente algo por ella (atracción, admiración, obsesión, etc.) por lo que Dedra representa para él: su visión de justicia. Dedra, por su parte, valora a las personas por lo que puede obtener de ellas, como estar en contra de la muerte de Kreegyr no porque matar a tantos hombres indiscriminadamente esté mal, sino porque ya no podrá obtener información. Como un tema recurrente en Star Wars es la redención, he visto teorías de que los dos o al menos uno de ellos se unirá a la rebelión. Al inicio de la temporada yo rechazaba esto porque me parecía trillado, pero ahora creo que a lo largo de los episodios estos personajes se han establecido lo suficiente como para hacerme creer que si alguien se unirá a la rebelión, será Syril. Él es una persona claramente idealista, que cree que está haciendo “lo correcto” al insistir en que se haga justicia, y si por algo lucha la rebelión es por un ideal. Dedra, por el contrario, es absolutamente pragmática, ambiciosa y utilitaria. Por eso, es de esperarse que sea tragada por el sistema.

* No tengo problema si nada de lo que plasmo aquí resulta real porque confío plenamente en el equipo creativo de la serie y me gusta ser sorprendida. Llegué a esta serie con cero expectativas y salí conmocionada. La verdad era de esperarse porque las historias de rebelión como Star Wars: Rebels y las precuelas (que recontextualizan tanto y agregan capas de profundidad) son mis favoritas. No puedo esperar a la segunda temporada. Gracias por acompañarme en este viaje.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.