Palomita de maíz

– Sitio independiente de cine y TV.

Andor (recapitulación 1.07): Ajuste de cuentas

Escrito el 20 octubre, 2022 @andreamarserr

Disponible en:

Dirección: Benjamin Caron.

Guion: Stephen Schiff.

Elenco: Diego Luna, Stellan Skarsgård, Genevieve O’Reilly, Alastair MacKenzie, Kyle Soller, Kathryn Hunter, Denise Gough, Faye Marsay, Varada Sethu, Elizabeth Dulau, Bronte Carmichael, Wilf Scolding, Jacob James Beswick, Malcolm Sinclair, Anton Lesser, Ben Bailey Smith, Ragevan Vasan, Dave Chapman, Fiona Shaw, Ben Miles, Adria Arjona, Gary Beadle.

Temporada 1, episodio 7.

Palomómetro:

Más información de la serie: https://www.imdb.com/title/tt9253284/

Episodio anterior | episodio siguiente
El siguiente texto contiene spoilers del cuarto episodio de Star Wars: Andor y de la película Rogue One (Gareth Edwards, 2016).
Ajuste de cuentas, episodio 7 de Star Wars: Andor. Dir. Benjamin Caron. Disney Plus. 2022.

Motivaciones y consecuencias, algunas inesperadas. Ajuste de cuentas o Announcement, el séptimo episodio de Star Wars: Andor, sirve como puente entre lo ocurrido en el arco de Aldhani y lo que vendrá en los episodios siguientes, de acuerdo con Tony Gilroy. Aquí, las consecuencias derivadas del robo de casi 80 millones de créditos imperiales se observan tanto a nivel político como social.

El episodio inicia con el desempleado Syril Karn (Kyle Soller) preparándose para acudir a una entrevista de trabajo en la Oficina de Normas. Como ya es costumbre, Eedy (Kathryn Hunter) lo hostiga por elegir un traje café con el cuello alto como atuendo. Lo interesante de la interacción es la elección de palabras de su madre: “¿qué te hace creer que la Oficina de Normas busca gente que llame la atención?” Oficina dedicada a establecer y revisar normas, dentro de una organización política fascista como el Imperio Galáctico, no busca individuos, sino personas que se acoplen al estándar. La interacción es interrumpida por el noticiero dando a conocer el ataque rebelde en Aldhani. Eedy sentencia, ominosamente, que quienes lo perpetraron se arrepentirán.

En la Oficina de Normas, la persona que entrevista a Syril le pregunta acerca de lo acontecido en Morlana Uno. El entrevistador sugiere editar su currículum para darle un inicio desde cero en el área de control de combustibles.

En el cuartel general del Buró de Seguridad Imperial (ISB, por sus siglas en inglés), el coronel Wullf Yularen (Malcom Sinclair) da a conocer a los supervisores acciones de retaliación imperiales ante lo ocurrido en Aldhani, entre las cuales se encuentran una tributación equivalente a cinco veces la cantidad robada en Aldhani para cualquier sector que albergue actividad rebelde y la revocación de la tolerancia imperial ante cualquier festival o evento local utilizado para encubrir actividad rebelde. También, por orden del emperador Sheev Palpatine, el ISB tomará las riendas de la investigación y, para facilitar esto, él enviará una serie de enmiendas al senado para otorgar libertad de vigilancia, registro e incautación al ISB, así como libertad de acceso a la información de las fuerzas armadas. Por último, ese día entrará en vigor la Directiva de Revisión de Penas de Orden Público (PORD, por sus siglas en inglés), según la cual se reevaluarán y endurecerán las penas por ofensas criminales.

Después de la reunión, en conversación con su subalterno Heert (Jacob James Beswick), la supervisora Dedra Meero (Denise Gough) muestra su descontento al hecho de que el imperio esté tratando como un robo lo que ella considera que es un anuncio de rebelión. Entonces, Dedra solicita al asistente Felzonis (Ragevan Vasan) los registros de equipos de aviación, comunicación y navegación faltantes de los dos últimos años pertinentes a las bases y talleres navales en todos los sistemas estelares. Para terminar, pide que el informe sea confidencial y que sea enviado únicamente a ella.

Luthen Rael (Stellan Skarsgård), por su parte, escucha las consecuencias de lo ocurrido en Aldhani a través del radio transmisor en su galería: el reemplazo de todos los efectivos imperiales que se encontraban en el planeta y su interrogación por parte del ISB, así como la detención de 134 residentes de Aldhani (más del doble de los que se encontraban en el valle presenciando el Ojo). Poco después, Kleya Marki (Elizabeth Dulau) anuncia la llegada de la senadora Mon Mothma (Genevieve O’Reilly), quien se encuentra sacudida por lo ocurrido en Aldhani e interroga a Luthen acerca de su involucramiento.

Luthen comienza la interacción negando su participación, pero rápidamente la admite a manera de reproche por la falta de apoyo monetario. Según él, ya era hora de poner a trabajar la red que ha construido. Lo que él quiere es que el imperio exagere con sus represalias, pues “el imperio nos asfixia tan despacio que no nos damos cuenta”. Es momento de que la población sienta la mano alrededor de su cuello, dice Luthen. Si lo que la senadora quiere es tener una consciencia limpia, es el momento de claudicar porque a partir de ahora no habrá reglas.

Ajuste de cuentas, episodio 7 de Star Wars: Andor. Dir. Benjamin Caron. Disney Plus. 2022.

Luego, una Kleya encapuchada se traslada por las calles de Coruscant para reunirse con Vel Sartha (Faye Marsay). Kleya le da a entender que por pura cortesía está allí porque recibir mensajes es tan peligroso como mandarlos. Kleya se muestra pragmática y hasta un poco fría, sobre todo al hablar del fallecimiento de Skeen, pues Luthen tenía sus dudas acerca de él. Quizá esto sirvió para que Vel confirmara lo que Cassian le dijo sobre sus intenciones de huir con el dinero.

Vel también pregunta por Cinta Kaz (Varada Sethu), quien “está haciendo lo que le dijeron” de acuerdo con Kleya. Por último, Kleya le instruye a Vel encontrar y matar a Cassian, pues no pueden dejar ese cabo suelto. En Aldhani, Cinta observa la llegada de un destructor estelar clase imperial (DEI) al planeta, mientras descubre una especie de speeder y se desplaza por las montañas.

Cassian está de vuelta en Ferrix y acude a casa de Maarva (Fiona Shaw) para decirle que huya del planeta. Una de las primeras cosas que Cassian remarca es la presencia de stomtroopers y Maarva le comunica que llegaron al día siguiente del incidente, por lo que Ferrix ahora se encuentra bajo autoridad imperial. Durante este intercambio, Maarva le dice a Cassian varias veces que no puede estar allí y que las cosas se desquiciaron. Por eso, Cassian le insiste en que tiene suficientes créditos para ir a cualquier lado y que pueden irse esa misma noche. Maarva le responde que está cansada y Cassian acepta que es muy tarde, entonces irá a tocar base con Bix Caleen (Adria Arjona) y saldrán a primera hora de la mañana siguiente.

Por un momento, la historia se traslada a Coruscant, mostrando un contraste claro entre lo rudimentario de la casa de Maarva y lo pristino de la casa de Mon Mothma. Esta es sede de una reunión de personas relacionadas con el imperio de una u otra manera, pero donde también se encuentra Tay Kolma (Ben Miles), un amigo de la infancia de la senadora en Chandrila. En plática con Mon Mothma, Tay muestra desprecio por la vida en Coruscant y el imperio, lo que hace que ella se sienta en confianza de sincerarse con él, admitiendo que su fachada como figura pública oculta sus verdaderas acciones e intenciones: recaudar fondos para un programa de caridad, que será presidido por Tay si acepta. Pide la ayuda de su amigo, que es banquero, para acceder a sus cuentas familiares con discreción. Perrin (Alastair MacKenzie), el marido de la senadora, interrumpe la conversación.

De vuelta en Ferrix, Cassian acude a casa de Bix. Al igual que Maarva, le dice que no debería estar allí. Cassian, con tintes soberbios, contesta que las tropas imperiales no lo atraparán, pero Bix le da un golpe de realidad replicando que la población de Ferrix lo delatará, ya que le atribuyen a Cassian la presencia imperial y el empeoramiento de la situación. Antes de irse, Cassian le pregunta por Luthen, pues quiere saber quién es y por qué sabía tanto de él, pero Bix le responde que ella no sabe nada de él. Cassian le pide que si vuelve a hablar con Luthen, le diga que Cassian cumplió con su parte y que se olvide de él, al igual que todos los demás. Bix se pone el saco y contesta que ella ya lo ha hecho. Por último, Cassian le da 12,000 créditos para que salde su deuda con todas las personas a las que les debe dinero.

En el camino de regreso a casa, Cassian ve a dos stromtroopers a lo lejos y el sonido de su marcha da pie a un flashback donde un escuadrón de soldados clones marcha por las calles de Ferrix. Es el momento de transición de la República Galáctica al Imperio Galáctico y se escuchan gritos de la población aclamando a la república y pidiendo la liberación del lugar. Entonces Clem (Gary Beadle), el padre adoptivo de Cassian, le dice que esa no es su lucha, que el imperio solo izará su bandera y se irá. Unos habitantes lanzan piedras a los clones y Clem intenta calmarlos, al momento en el que los clones se voltean, a quién ven como culpable es a Clem. Durante esta secuencia, es interesante que Cassian no es retratado como un niño, sino como el Cassian adulto, posiblemente indicando que se encuentra en ese momento mentalmente.

Ya en casa, B2-EMO (Dave Chapman) anuncia la llegada de Cassian, quien nota que no han empacado para huir. Maarva dice que no se irá de Ferrix, a pesar de la presencia imperial y de que no es seguro para Cassian seguir allí. Maarva ya tuvo suficiente de que el imperio rija su vida. Aquí volvemos al flashback donde se aprecia el cuerpo de Clem colgado. Maarva le menciona a Cassian cómo lo ocurrido en Aldhani la inspiró a quedarse en Ferrix y a caminar por la plaza con una sonrisa por primera vez después de escuchar la noticia.

Mientras ella dice “si hay héroes valientes para enfrentarse a toda una guarnición imperial, yo tengo el valor para quedarme aquí,” el flashback enfoca a Cassian, de niño, corriendo a enfrentar a los soldados clones (¿habrá sido este acto el que lo llevó a la prisión juvenil que mencionó en el quinto episodio?). Él, atónito, contesta que lo ocurrido en Aldhani solo fue un robo, pero a Maarva no le interesa porque el hecho inspiró a personas a rebelarse. Sin embargo, le dice a Cassian que no lo juzga por querer huir, pues entiende que él ha perdido mucho.

Ajuste de cuentas, episodio 7 de Star Wars: Andor. Dir. Benjamin Caron. Disney Plus. 2022.

Así, su madre le pide que tome su dinero y se vaya, pero él contesta que no estará en paz porque estará preocupado por ella, a lo que Maarva solo responde que “así es el amor”, que ella no ha amado a nada más que a Cassian, pero que él no se puede quedar y ella no se puede ir. Antes de partir, Maarva le pide que deje de buscar a su hermana, que es una fantasía ya que no hubo sobrevivientes en Kenari. Cassian promete que volverá a la vez que vemos a Maarva tomar un arma.

En el ISB, el supervisor Blevin (Ben Bailey Smith) acusa a Dedra ante el mayor Partagaz (Anton Lesser) de violar los protocolos sectoriales al extralimitarse y acceder a la información del sector de Blevin, que incluye Ferrix, sin haberlo pedido directamente. Dedra admite haberlo hecho, pero se ampara en la Ley de Emergencia Imperial derivada de lo ocurrido en Aldhani y argumenta que la verdadera cuestión es que los rebeldes no respetan los límites sectoriales trazados por el imperio. De acuerdo con su investigación, hay un esfuerzo rebelde por adquirir componentes militares imperiales restringidos y ella cuenta con los datos para respaldarlo. Blevin se burla de ella, pero el mayor Partagaz, para sorpresa de todos, le asigna el sector de Morlana (donde se encuentra Ferrix) a Dedra.

Para terminar, un nuevo ritmo de música electrónica en Star Wars nos transporta a una playa en Niamos, una nueva ubicación en el universo, donde Cassian, después de haber pasado la noche con una chica, pretende asearse mientras acomoda y esconde sus pertenencias. Caminando por la playa en camino hacia una tienda, Cassian observa a un puñado de personas huir de soldados de asalto de defensa costera hasta que uno de ellos lo detiene para interrogarlo.

Cassian es llevado ante una juez (ni hablar de la posibilidad de defenderse) que procesa a Cassian bajo el nombre de Keef Girgo bajo los cargos de perturbación civil, discurso anti-imperial, huir de la escena e intento de daño a propiedad imperial. Si bien eso anteriormente ameritaba una sentencia de seis meses, ahora, debido al PROD, Cassian es sentenciado a seis años en prisión. El episodio termina con Syril sentado en un cubículo realizando un trabajo monótono. Quizá se siente tan encerrado como Cassian lo estará.

 

Pensamientos generales

* Andor es la historia de Star Wars que mejor refleja la realidad. En este episodio en particular hay una reverberación clara de las vivencias que las personas de color, como Clem y Cassian, tienen en el mundo real al enfrentarse con fuerzas policiales. Estar en el lugar incorrecto en el momento incorrecto puede derivar en detenciones arbitrarias o, en el peor de los casos, la muerte.

* El elenco está lleno de personajes interesantes, pero en este episodio destacan Luthen y Kleya, quienes representan un tono más oscuro de la rebelión que anteriormente estaba presente en Saw Gerrera (a quien sigo esperando veamos pronto). Los intercambios entre Luthen y Mon Mothma, y Kleya y Vel resaltan por su pragmatismo. La frase de Luthen “el imperio nos asfixia tan despacio que no nos damos cuenta” es otra cara de la de Nemik en el quinto episodio: “el ritmo de la represión supera la capacidad de comprensión”. Hay tanto ocurriendo de manera constante que se vuelve cotidiano. Por eso, argumenta Luthen, hay que obligar al imperio a actuar de una manera sobrecogedora para generar capacidad de acción entre la población: sacrificar a unos para generar indignación en otros. Los rebeldes siempre han sido los buenos en Star Wars, pero para poder triunfar muchos se tuvieron que ensuciar las manos. Andor lo demuestra.

* Dedra Meero evoca sentimientos encontrados pues, por un lado, sabemos que tiene razón a pesar de que sus pares y superiores no lo creen. Cuando se enfrenta con Blevin, es difícil no estar de lado de ella. Por otro, el que ella tenga razón y sus superiores lo acepten implica que la rebelión corre peligro.

* Este episodio de seguro representó un reto en tema de traducción. Durante la detención de Cassian, el soldado le dice a un droide en inglés: “hang onto this one”, por lo que el droide entiende “hang” (colgar) y sostiene a Cassian por el cuello. El detalle es importante, pues es así como muere el padre de Cassian: ahorcado por el imperio.

* La sentencia de Cassian es de seis años, pero sabemos que estos eventos ocurren cinco años antes de la batalla de Yavin (la cual fue posible gracias al sacrificio de Cassian y Jyn en Rogue One), por lo que posiblemente en los siguientes episodios veremos un plan para escapar. Si Vel tiene la misión de encontrar a Cassian y deshacerse de él, ¿será ella quien lo encuentre y le ayude?

* El trabajo musical de Nicholas Britell sigue proporcionando sonidos nuevos al universo, particularmente en torno a la música en Niamos. Tanto él como Ludwig Göransson (quién trabajó en The Mandalorian y The Book of Boba Fett) están haciendo un gran trabajo ampliando el repertorio músical de Star Wars.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.