Alba: la angustia de crecer

Escrito el 27 agosto, 2021 @Kenny_DiazPR
Alba, 2016.
Alba. Caleidoscopio Cine. 2016.

Aprovechando un receso de actividades académicas, me he dedicado a ver películas latinoamericanas. Es un placer descubrir la variedad de propuestas y talentos del cine de nuestra región.

Alba (2016), dirigida y escrita por Ana Cristina Barragán, es una película que revisité recientemente, luego de verla por primera vez a principios de año. Presentándose con éxito en los festivales de cine de Rotterdam, San Sebastián y Chicago, la ópera prima de Barragán se ha posicionado como una de las más recientes joyas del cine ecuatoriano, en su momento elegida como representante en los Premios Óscar y triunfando en los Premios Colibrí.

Alba (Macarena Arias) es una niña de once años que atraviesa los retos propios de la preadolescencia, incluyendo los cambios en su cuerpo (el período menstrual y los vellos que comienzan a crecerle en la región axilar), mientras se ve forzada a mudarse con su padre distante ante la enfermedad terminal de su madre.

Retraída y emocionalmente aislada, con una atracción especial por los objetos pequeños, Alba sufre el rechazo y las burlas de sus compañeros del colegio, quienes la ven como la niña “rara” de la clase. Alba es esa niña a la que siempre le sangra la nariz en una situación tensa, como podría ser tener que rendir un informe oral frente al grupo.

Alba
Alba. Caleidoscopio Cine. 2016.

Esa angustia que sentimos todos a medida que crecemos y atravesamos las distintas etapas de la vida es mayor en Alba al tener que separarse de su madre, a quien ahora visita ocasionalmente en el hospital. Su papá, Igor (Pablo Aguirre Andrade), no es especialmente comunicativo. Le cuesta trabajo encontrar la manera de conectar con su hija, quien ahora tiene que vivir en una casa descuidada. Todo en su nuevo hogar le resulta extraño, aunque ello no le impide esculcar curiosamente entre las pertenencias de su padre, descubriendo sus viejos juguetes y fotos.

Aunque el drama es principalmente sobre Alba, la relación con Igor es interesante. El padre también es un hombre “raro”. La elección del actor resulta audaz. Este hombre escuálido y avejentado al que Alba observa perpleja, con creciente vergüenza, también carece de habilidades comunicativas. En general exhibe el mismo comportamiento retraído que ella.

La protagonista inicia una amistad con Eva (María Fernanda Molestina), una chica del colegio mayor que ella. Aunque el interés de Eva en Alba no es del todo comprensible, es a través de ella que Alba inicia un viaje de transformación para intentar encajar en el molde de aceptación de sus compañeros.

Ahora como invitada en la fiesta de cumpleaños de la hermana de una de sus compañeras de clase, Alba tiene la oportunidad de dejar de ser la niña “rara”. Sin embargo, las agresiones del grupo, que se expresan de manera “inocente” en un juego de verdad y reto, siguen demarcando las diferencias acentuadas por una evidente diferencia de clases sociales entre ella y sus compañeros, niños de familias de clase media alta. Alba, en su confusión e ignorancia, intenta ocultar estas diferencias, incluso de manera extrema, como renegando públicamente de su padre.

Alba
Alba. Caleidoscopio Cine. 2016.

La actuación de Macarena Arias es brillante. La mayor parte del tiempo observa y escucha mientras comunica toneladas de emociones. La cámara está casi siempre detenida sobre su rostro. La conexión y entendimiento que logran Barragán y Arias es admirable.

Arias y Aguirre Andrade son compañeros naturales de la pantalla, desarrollando hábilmente una relación que reboza autenticidad. Ambas interpretaciones están perfectamente equilibradas y afinadas.

Barragán, cuyo nuevo largometraje, La piel pulpo, es uno de los seis filmes latinoamericanos en fase de posproducción que se presentarán a profesionales del sector en el marco de la edición 69 del Festival de Cine de San Sebastián, triunfa en su ópera prima tanto a nivel de dirección como de narración. No necesita de sentimentalismos para sacudir a la audiencia, sino que construye un drama de quietud y silencio, casi contemplativo, que resulta angustiante.

Alba es una bella exploración de la rareza. Una mirada humana y sensible a las vidas de esas personas que la sociedad mira con extrañeza, y a veces hasta con rechazo, decidiendo que no tienen las cualidades para ser “exitosos”. Tan íntima como universal, es un viaje a través de lo bello y perturbador de crecer.

 

Alba está disponible en MUBI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Palomita de maíz participa en el Programa de Afiliados de Amazon, diseñado para que el sitio gane comisiones a través de enlaces con Amazon. Esto significa que cuando compren alguna película, serie de televisión o libro en Amazon a través de los enlaces establecidos en el sitio, Palomita recibirá un porcentaje del precio ese producto.

Suscríbete para recibir las últimas noticias, reseñas, estrenos y especiales.